Tribunales

Luis María Linde: “Bankia era el gran problema del colapso financiero de España”

El exgobernador del Banco de España asegura que de los 409.000 millones que debía España al BCE en 2012, 82.000 pertenecían a Bankia

El exgobernador del Banco de España, Luis María Linde
El exgobernador del Banco de España, Luis María Linde EFE
San Fernando de Henares

Después de la espiral de declaraciones encontradas y versiones diferentes que han aportado hasta ahora antiguos altos mandos y cargos del Banco de España en el juicio por la salida a Bolsa de Bankia, hoy Luis María Linde, exgobernador del supervisor bancario entre junio 2012 y mayo de 2018, ha testificado para aportar detalles sobre el rescate y nacionalización de la entidad.

Ante el tribunal de la Sección Cuarta de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional (San Fernando de Henares), Linde ha afirmado con contundencia que en 2012, dentro de la profunda crisis económica y financiera que atravesaba España, Bankia era el principal foco de preocupación entre los organismos internacionales. “En los ámbitos del Banco Central Europeo se veía como un problema. No era la única causa del colapso financiero, pero en el conjunto Bankia era el gran problema. Si identificamos problemas individuales, Bankia era el primer problema por su tamaño”, ha señalado.

Y es que, según el exgobernador del Banco de España, en 2012, España pasó de haber recibido 150.000 millones de euros de ayudas por parte del BCE en concepto de liquidez para la banca a recibir 409.000 millones, de los cuales 82.000 pertenecían a dotaciones para Bankia, el 20% del total. “A comienzos del 2012 la banca española había recibido alrededor de 150.000 millones de euros. De esos 20.000 pertenecían a BFA Bankia. La situación se va agravando, había dudas sobre si el euro podría mantenerse, va subiendo la deuda y en octubre la banca debía 409.000 millones y BFA Bankia 82.000. Eso quiere decir que España sufría un colapso financiero”, ha enfatizado.

Para evitar el colapso de Bankia, el exgobernador del Banco de España ha explicado que el Gobierno a través del Frob se aprobó en septiembre de 2012 una inyección de capital provisional de 4.500 millones de euros para "evitar la catástrofe inminente", que se hubiera producido si el BCE le retirase la condición de contrapartida.

Del mismo modo, a preguntas de la defensa de Rodrigo Rato (expresidente de Bankia y principal encausado) Linde ha señalado que tanto el Banco de España como el Fondo Monetario Internacional (FMI) cometieron los fallos de previsión más importantes “de su historia” al no prever la segunda recesión que azotó con especial virulencia a la economía española. “Los errores de previsión de todas las instituciones, pero sobretodo del FMI, son los más graves para España. Nunca se ha equivocado más, y tampoco el Banco de España. Hubo errores de previsión muy claros e importantes. A comienzos de 2012 ya todo el mundo se da cuenta, yo entonces me di cuenta de que el error era espectacular y eso significaba un cambio en la política económica del país enorme”, ha concluido.

En el último mes han prestado declaración en calidad de testigos en torno a una decena de antiguos altos cargos del Banco de España (el exgobernador Miguel Ángel Fernández Ordóñez y el ex subgobernador Javier Aríztegui, entre otros), que alabaron el papel del organismo en la salida a Bolsa de Bankia, e inspectores que aún forman parte de la plantilla del organismo supervisor (José Antonio Casaus o José Antonio Delgado), que por el contrario insistieron en “deterioros ocultos” y en que avisaron de la “inviabilidad” del grupo BFA-Bankia. Una guerra de declaraciones que más que arrojar luz sobre la posible falsedad de cuentas presentada en el folleto de emisión Bankia ha destapado rencillas y conflictos en el organismo.

Linde fue gobernador del Banco de España desde junio de 2012 hasta mayo de 2018, sucediéndole en el cargo Pablo Hernández de Cos. Nada más tomar posesión, Linde recibió los planes de saneamiento de las entidades españolas y vivió en primera persona el rescate Bankia. Tras el exgobernador, testificarán también hoy el actual secretario de Bankia Miguel Crespo y José Fuentes García , socio auditor de EY que fue uno de los responsables de la ‘due diligence’ del grupo BFA-Bankia emitida en 2012. 

Informe desfavorable del FMI

Tras Luis María Linde, prestó declaración, también en calidad de testigo el que era secretario general de Bankia en aquellos años y que actualmente sigue en el cargo, Miguel Crespo. En una comparecencia más extensa que la de Linde, Crespo aseguró haber enviado un correo “dictado por Rato” a los consejeros del grupo para desmentir un informe de conclusiones provisionales del FMI en el que advertía de que una gran entidad española tenía problemas, y apuntaba a “una situación grave”. Según concluyó ayer Crespo al respecto, “seguramente no fue un correo afortunado, visto lo que ocurrió”.

Miguel Crespo aseguró que las cuentas anuales del ejercicio de 2011 de Bankia, formuladas en marzo de 2012 que se registraron en la CNMV sin el informe de auditoría. estuvieron preparándose hasta altas horas de la noche para que fuesen entregadas “perfectamente confeccionadas”. Según explicó el secrtetario de Bankia, a continuación fueron formuladas y firmadas por los consejeros el 28 de marzo de 2012 y se avisó al auditor externo para que fuese a recogerlas. “No me parece que, en el caso de que hubiera algún problema con las cuentas, fuese por el tema de la disposición física”, afirmó.

Normas