Distribución

KKR no alcanza sus objetivos en la opa de Telepizza pero sigue adelante con la compra

Alcanza el 56% del capital, cuando la operación estaba condicionada a un 75%, pero se propone excluirla de Bolsa

Campana del reestreno de Telepizza en Bolsa en abril de 2016.
Campana del reestreno de Telepizza en Bolsa en abril de 2016.

Ya se conoce el resultado de la guerra entre KKR y sus socios y los fondos rebeldes a la opa de 6 euros por acción que el gigante del capital riesgo lanzó sobre Telepizza el pasado mes de diciembre. KKR ha informado esta mañana a la CNMV de que han acudido a la opa dueños del 27,73% del capital de la sociedad. Junto a la participación del 28,57% que ya atesoraba la firma, KKR tendrá el 56% de la cadena de comida rápida y promoverá su exclusión de Bolsa. 

El porcentaje está por debajo del 75% que se había fijado como umbral mínimo de aceptación, pero el fondo de capital riesgo ha decidido continuar con la operación. Con una aceptación tan baja, el fondo podría haber renunciado a la opa, anulando por tanto la compra de este 27,73% del capital que ha acudido.

TELEPIZZA 4,70 0,00%

Sin embargo, los oferentes ha conseguido, por poco, una aceptación suficiente para hacer viable la operación, que era la mayoría del capital. La financiación de la opa estaba condicionada a que el fondo alcanzase el 50,1% del capital de la empresa. Santander, Barclays y Citi son los acreedores. Una victoria por la mínima ante un grupo de fondos de inversión que ha considerado que los 6 euros ofrecidos no recogían el valor de la empresa y que ha ido ganando apoyos según pasaban las semanas.

KKR y sus socios se disponen a excluir a la compañía de comida rápida de Bolsa. Pese a haber conseguido menos aceptación de la deseada, empleará un informe de EY que valora la compañía entre 5,5 y 5,82 euros por acción, invocando un articulo del real decreto de opas, tal y como adelantaron en el folleto de la oferta. El siguiente paso es aprobar la exclusión en junta, en la que los nuevos dueños tienen mayoría, y, después, mantener una orden de compra mantenida en el tiempo a 6 euros por accion por un mínimo de un mes, en un proceso similar al efectuado por ACS y Atlantia para excluir Abertis del mercado.

Los fondos, liderados por  Bestinver, Perpetual y Highclere, exigieron una mejora del precio, pese a la prima del 24% que suponía la oferta frente al precio de cotización anterior a que se filtrara el lanzamiento de la opa. La oposición de estos accionistas de referencia obligó a KKR a rebajar del 90% al 75% la aceptación mínima en la operación y, finalmente, a renunciar a este umbral.

La acción ha cotizado por encima de los seis euros en los últimos cinco meses. El mercado ha descontado durante buena parte de este tiempo que KKR se vería obligado a subir el precio. Pero no ha sido así. Mientras tanto, los tres fondos rebeldes han ido recabando apoyos. El inversor francés Emmanuel Boussard se ha hecho con un 16,25% de la compañía. El fondo Polygon, controlado por el tiburón de las finanzas Reade Eugene Griffith, controla un 10,54%, según los datos de la CNMV. Estos cinco inversores ínclitos copan un 36,08% y pusieron en jaque el triunfo de la opa.

El propio KKR, Permira y la familia Ballvé colocaron la compañía en Bolsa en abril de 2016 a 7,75 euros por acción. Fue la peor OPV de la historia de la Bolsa española. Y nunca Telepizza volvió a cotizar a esos niveles.

Telepizza ya cotizó en Bolsa hasta 2006, cuando una alianza entre el fondo Permira y Carball (la familia Ballvé) adquirió el grupo. Entonces se valoró en unos 850 millones de euros.

Normas