BMW gana un 74% menos por una provisión de 1.400 millones para procesos judiciales

El fabricante alemán se enfrenta a una posible multa de la Comisión Europea, por su supuesta colaboración con Daimler y VW para no desarrollar la tecnología anticontaminación de sus coches

BMW
Insignia de la marca de coches BMW. Reuters

El grupo BMW contabilizó un beneficio neto de 588 millones de euros en los tres primeros meses del año, lo que supone una fuerte caída del 74,2% en comparación con los 2.282 millones que ganó en el primer trimestre del ejercicio pasado.

La compañía justificó este retroceso de su beneficio trimestral por la provisión realizada por un importe de 1.400 millones en relación con una eventual multa de la Comisión Europea (CE), por una supuesta colaboración con Daimler y Volkswagen para llegar a pactos, con el fin de restringir la competencia en el desarrollo de tecnologías de reducción de emisiones de turismos, tanto de gasolina como de diésel entre 2006 y 2014.

El pasado mes de abril, la corporación alemana ya adelantó que provisionaría más de 1.000 millones por este asunto, anunciando que este proceso podría repercutir de forma negativa sobre sus resultados económicos. La empresa comunicó entonces su intención de presentar las alegaciones legales necesarias y aseguró que la revisión de las acusaciones por parte de la CE, requiere mucho tiempo, por lo que no está en disposición de adelantar un resultado final de este proceso.

El presidente de la empresa, Harald Krüger, ha asegurado que BMW está registrando un impacto negativo por los altos niveles de gasto vinculados con diferentes áreas que están afectando a todo el sector. "Además, ha sido necesario reconocer una provisión relacionada con los procesos en la Comisión Europea", ha señalado Krüger.

La multinacional bávara cerró el primer trimestre del año actual con un volumen de negocio de 22.462 millones, lo que supone un descenso del 0,9%, mientras que sus matriculaciones de automóviles aumentaron una décima interanual, hasta 605.333 unidades.

Por otro lado, BMW comercializó un total de 38.606 motocicletas entre enero y marzo de este año, un 7,7% más, mientras que su plantilla mundial se situó en 134.849 trabajadores, un 0,1% más.

El beneficio operativo de la entidad alcanzó 589 millones hasta el pasado mes de marzo, un 78,2% menos, al tiempo que su resultado antes de impuestos se contrajo un 75,7%, hasta 762 millones de euros.

A pesar de esta fuerte caída de su beneficio trimestral, la empresa automovilística ha confirmado sus previsiones de resultados para el conjunto del año, con un beneficio antes de impuestos por debajo del contabilizado en 2018 y un aumento de sus volúmenes en la división de automoción.

Normas