Laboral

La Semana Santa depara el segundo mejor abril para el empleo con 186.000 nuevos afiliados

Casi la mitad de los nuevos puestos se crean en hostelería

Paro abril pulsa en la foto

El mercado laboral español no entiende de enfriamiento global ni de empeoramiento de las perspectivas. Encaramado en el aluvión turístico de la Semana Santa, el de 2019 ha sido el segundo mejor mes de abril para el empleo en España, con 186.785 nuevos afiliados a la Seguridad Social. Solamente en el año 2017 (también un ejercicio en el que la Semana Santa se celebró en abril) se superaron las cifras publicadas ayer.

En términos interanuales, la afiliación crece en 551.901 personas, a un ritmo del 2,95%, hasta alcanzar los 19,23 millones de afiliados. Esta cifra está a apenas 273.000 del máximo histórico de julio de 2007, 19,49 millones, un récord que se podría alcanzar en los próximos dos meses, en caso de que el ritmo de creación de empleo sea similar al de los dos últimos años. Eliminados los efectos estacionales y del calendario, la afiliación ha sumado en 52.000 personas este mes, cifra similar a la de febrero o marzo. En cuanto al paro registrado, el desempleo bajó en 86.683 personas (2,81%), también el segundo mejor dato de la serie.

Si la temporada turística ha deparado un dato récord, el empleo también crece fuera de este sector. Así, aunque la hostelería ha generado casi la mitad de los trabajos del mes (85.493 afiliados, con crecimiento del 6,82%), todas las categorías laborales cerraron el mes en positivo: se han creado más de 10.000 puestos de trabajo en el comercio, el transporte o las actividades administrativas. La industria, por su parte, genera 7.500 puestos y crece a un ritmo anual del 2,6%, mientras la construcción modera sus crecimiento. Además, se dieron de alta más de 12.000 autónomos.

El impacto de la Semana Santa es evidente también en la distribución del trabajo: solamente en Baleares se han dado de alta 46.922 afiliados a la Seguridad Social, un 10,24% más de los que había hace un mes. La temporada ha sido muy positiva también en Andalucía (41.669 afiliados más), donde al tirón turístico de Málaga (12.000) se ha sumado la temporada de la fresa en Huelva (aumento de 17.939, un 7,66% más).

Cataluña ha creado, por su parte, 33.408 empleos, con crecimientos del 3% en las zonas turísticas de Girona y Tarragona. En la Comunidad Valenciana y Murcia, por el contrario, el empleo ha evolucionado a ritmos similares a la media nacional, del 0,98%, quedando por debajo de éste Madrid, que con todo crea 12.000 puestos de trabajo. La afiliación solo baja en Melilla, Toledo, Ciudad Real, Lleida, Jaén y Córdoba.

Sin señales de fatiga

Las cifras positivas son coherentes con los últimos datos publicados por el INE. Tanto el dato de contabilidad nacional como la EPA del primer trimestre han mostrado una leve aceleración del crecimiento económico cuando otras de las grandes economías de la zona euro dan señales de fatiga. Tampoco el alza del salario mínimo parece haber impactado en el ritmo de contratación.

"España está empezando a comportarse como una economía que ha salido de la crisis", destacó el secretario de Estado de Seguridad Social, Octavio Granado. Granado añadió que el número de afiliados por pensionista ha vuelto a subir (hasta 2,3), lo que permitirá a su juicio que se cumplan las previsiones del plan presupuestario remitido a Bruselas. Tanto Granado como la secretaria de Estado de Empleo, Yolanda Valdeolivas, destacaron que la afiliación femenina está en máximo histórico.

El paro aún no está en mínimos: los desempleados apuntados en las oficinas de empleo son 3,16 millones de personas, frente a los 3,13 marcados en julio de 2018. En 12 meses, el paro registrado ha caído en 172.302 personas, un 5,17%. Durante abril el desempleo se redujo en la agricultura y, sobre todo, en los servicios mientras se mantuvo sin cambios en la construcción. Además, cae particularmente rápido en los menores de 25 años (15.192 parados menos, el 5,7%). De los 91.518 parados menos de abril, 40.189 eran hombres y 51.329, mujeres, lo que recortó el desempleo masculino a 1,29 millones de personas y el femenino a 1,86 millones. En términos desestacionalizados, es decir, sin tener en cuenta las diferencias estacionales y de calendario, el desempleo bajó en 19.136 personas en el mes.

En cuanto a la contratación, en abril el 9,91% de los contratos firmados ha sido indefinido, 174.980, con un descenso del 7,75% sobre los datos del año pasado, que no incluían la temporada turística. El Ministerio atribuye el descenso al contrato de apoyo a emprendedores, que estaba en vigor el año pasado, computaba como contrato indefinido.

Normas