Sareb negocia la venta de su socimi Témpore al fondo texano TPG

Se desprenderá de una participación de la inmobiliaria centrada en vivienda para alquiler

Jaime Echegoyen, presidente de Sareb.
Jaime Echegoyen, presidente de Sareb.

El banco malo avanza en la venta de su socimi Tempore al fondo estadounidense TPG, tal como avanzó Cinco Días hace un mes. La Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb) comunicó ayer que ha decidido iniciar negociaciones formales con la gestora texana TPG Real Estate Partners para la venta de parte de su participación en su socimi, que en la actualidad asciende al 98,38% del capital social.

Sareb impulsó en 2017 una socimi a la que aportó activos residenciales para el arrendamiento. Hace un año esta sociedad salió a cotizar y desde el banco malo a los pocos meses anunciaron que había interesados en adquirir la compañía, en un mercado caliente de viviendas destinadas al alquiler en España que está captando la atención de inversores. TPG competía con los fondos Ares y Round Hill en hacerse con esta participación.

“Esta decisión forma parte del proceso competitivo que inició hace unos meses la compañía, con el objeto de desprenderse de parte de su participación en la socimi que creó a finales de 2017 y que cotiza en el MAB desde abril de 2018”, señaló la entidad presidida por Jaime Echegoyen en un comunicado.

Témpore, que a 31 de diciembre de 2018 gestionaba una cartera de 2.249 viviendas residenciales en régimen de alquiler en diferentes provincias españolas, registró unos ingresos de 7,3 millones de euros, y logró reducir la tasa de morosidad de la cartera al 4%, frente al 5,5% de cierre de 2017. Cerró el ejercicio pasado con un resultado neto por encima de las previsiones iniciales. En concreto, la compañía terminó su primer ejercicio con un resultado negativo de 384.394 euros, un 13% menos que lo previsto en el Documento Informativo de Incorporación al MAB. Según las estimaciones de la socimi, la compañía entrará en beneficios en 2020.

TPG ya realizó en España alguna operación en el sector inmobiliario y con Sareb. En 2013, el fondo con sede en Fort Worth adquirió a Caixabank el 51% de Servihabitat, una participación que revendió después al banco. Precisamente este servicer es uno de los encargados de gestionar la cartera del banco malo, junto a Haya, Solvia y Altamira.

Normas