El PSOE saca su mejor resultado desde el final del bipartidismo

Logra 123 escaños, 7,3 millones de votos y es primero en 40 provincias

elecciones generales PSOE
El candidato a la presidencia del Gobierno por el PSOE, Pedro Sánchez, durante su valoración de los resultados electorales. EFE

Más de 10 años y una crisis después, y tras unos comicios marcados por la incertidumbre y la fragmentación, el PSOE ha ganado unas elecciones. Los socialistas han conseguido, con el 99,25% de los votos escrutados, un 28,77% de los votos totales, que le proporcionan de forma provisional 122 escaños y una victoria en todas las comunidades autónomas con la excepción de Navarra, País Vasco y Cataluña. En las anteriores elecciones generales, el PSOE sacó un 22,63% de los votos, que le otorgaron 85 diputados.   

En la Cámara Alta, el Partido Socialista consigue más de la mitad de los senadores en juego en estos comicios al conseguir 118 representantes, con el 32% de los votos escrutados. La abultada cifra contrasta con los 43 senadores que logró el PSOE en 2016. El Senado es el órgano encargado de aprobar, si procede, el artículo 155 de la Constitución para suspender la autonomía de alguna comunidad. 

"11 años sin que se escuchara que el Partido Socialista ha ganado las elecciones, lo hemos hecho, y con ello, ha ganado el futuro frente al pasado", ha comenzado en su discurso de la victoria Pedro Sánchez. "Se ha demostrado que España es una gran democracia, sólida y de calidad también hay que reivindicar la democracia, y sobre todo la defensa que ha hecho el conjunto del país de la democracia", ha continuado el socialista en referencia a la alta participación.

Durante su discurso, los gritos de "con Rivera no" de los socialistas presentes en Ferraz interrumpieron a Sánchez, a lo que el presidente socialista respondió: "Creo que ha quedado bastante claro". "No queremos la involución, no queremos la reacción, queremos un país que mire al futuro", ha proseguido Sánchez.

"Se trataba de ganar las elecciones y de gobernar, hemos ganado las elecciones y vamos a gobernar España, durante toda la campaña hemos dicho que los próximos objetivos del Partido Socialista eran avanzar contra la desigualdad que sufren muchas personas y avanzar en la convivencia, acabar con la crispación que ha estado presente en la política territorial en los últimos años" ha proseguido el líder socialista.

Sánchez también tuvo palabras para los que no habían votado a su partido "seremos el Gobierno de todos los españoles y españolas, desde nuestra posición de formación de izquierdas vamos a tender la mano a todas las formaciones políticas dentro de la constitución".   

Otros socialistas se han sumado a las valoraciones de la jornada. Tras oficializarse los resultados, la portavoz del Gobierno Isabel Celaá ha dado las gracias "en nombre del Gobierno de España", a "todos los españoles que se han acercado a votar". El Ministro del Interior, Grande-Marlaska, ha recordado a todas las personas que han contribuido al desarrollo de las elecciones, haciendo una mención especial a las fuerzas y cuerpos de seguridad "porque esta jornada haya pasado sin incidencias".

"Estos son datos a las 11:00 de la noche con el 93% del dato escrutado, con este porcentaje el Partido Socialista Obrero Español ha ganado las elecciones consiguiendo 122 diputados, lo que incorpora 37 escaños más en relación con la contienda anterior", ha detallado Celaá.

De esta forma, se han hecho realidad las previsiones de la vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, que auguraba "una buena noche" para su partido. Lastra calificó como "histórico" el nivel de participación, y ha dicho que significa que la democracia española es "fuerte" y que "millones de hombres y mujeres han decidido coger las riendas de este país, sus expectativas esperanzas e ilusiones".

El mejor resultado en 11 años

La victoria socialista es inapelable y se trata del mejor resultado electoral en 11 años. El partido ha obtenido 7,3 millones de votos y ha sido el más votado en 40 de las 50 provincias, y en Ceuta. Ha ganado en sus feudos tradicionales, como Andalucía, Extremadura y Castilla-La Mancha; en las grandes ciudades (Madrid, Barcelona, Valencia, Zaragoza, Bilbao), así como en prácticamente todas las provincias de la denominada España vacía (Soria, Teruel, Burgos...).

También ha sido la lista con más votos en muchos de los feudos históricos del PP, como en seis de las nueve provincias de Castilla y León, y en dos provincias gallegas (A Coruña y Pontevedra).
Era la tercera vez que Pedro Sánchez se presentaba a las elecciones generales como candidato del partido socialista. En 2015 obtuvo 90 escaños frente a los 123 de Mariano Rajoy. Un año después, y ante la imposibilidad de formar Gobierno, el PSOE bajó hasta 85 parlamentarios. Esos dos fueron los dos peores resultados de las filas socialistas en democracia.

Pedro Sánchez protagoniza así su enésima resurrección política, tras ganar las primarias socialistas contra pronóstico (2014), hacerse con la secretaría general del partido después de haberse visto obligado a dimitir de su escaño (2017) y solo 10 meses después de haber sacado adelante una moción de censura de números endiablados.

Desde que Sánchez convocó las elecciones el pasado 15 de febrero, uno de los objetivos que se había fijado desde Moncloa y desde el partido era que la participación superara el 70% y que el PSOE se acercara los 130 diputados. Aunque el resultado ha sido algo peor que el que daban las últimas encuestas, la dirección da por bueno un resultado que hace bastante posible mantenerse en el Gobierno.

Una de las claves de los últimos meses ha sido el resultado de las elecciones autonómicas en Andalucía. Allí, aunque el partido socialista fue la lista más votada, la baja movilización y la irrupción de Vox permitió que la derecha se hiciera con la Junta por primera vez en 37 años.
A pesar de perder el poder, la expresidenta andaluza Susana Díaz y rival de Pedro Sánchez en el partido se ha implicado a fondo y el partido ha logrado un apoyo del 34,31% de los votos frente al 27,9% obtenido el pasado diciembre.

La de ayer es la séptima victoria socialista en democracia. A las cuatro victorias electorales que llevaron a Felipe González a la Presidencia del Gobierno (1982, 1986, 1989, 1993), y a las dos de José Luis Rodríguez Zapatero (2004 y 2008), se suma ahora la de Pedro Sánchez (2019).

Normas