Pequeños valores con alta rentabilidad en un entorno adverso

El desempeño de los índices que agrupan a las grandes cotizadas está siendo solo ligeramente superior al de los de las small caps

Los pequeños valores bursátiles están capeando con fuerza y solidez las grises perspectivas de desaceleración que vive la economía mundial. El análisis de los principales índices que agrupan a empresas de mediana y pequeña capitalización revela que 2019 está siendo un año de alta rentabilidad, con revalorizaciones que oscilan entre el 17% del Stoxx Europe Small o el americano Rusell 2000 y el 9% del FTSE Small, pasando por el 11% de rentabilidad del Ibex Small Caps. Aunque las grandes compañías con negocios diversificados o defensivos disponen a priori de mejores herramientas para afrontar los cambios de ciclo, el desempeño durante estos primeros meses del año de los índices que agrupan a los pesos pesados está siendo solo ligeramente superior al de los pequeños.

El enfriamiento de la economía mundial no es el único obstáculo que afrontan los small caps. Pese a que tradicionalmente los pequeños valores han lidiado con la dificultad añadida de no constituir el principal foco de atención de las casas de análisis, esa circunstancia se ha visto agravada por un entorno regulatorio que las penaliza de forma indirecta. La entrada en vigor de Mifid 2, que ha obligado a las gestoras a separar los gastos derivados de los análisis financieros de las comisiones operativas y a asumir la factura, está recortando el campo de los valores analizados y perjudicando así a las compañías más pequeñas.

Esa circunstancia incide a la baja en su valoración en el mercado y explica que en ocasiones a los fondos inversores que toman el control del capital en estas compañías pueda interesarles impulsar una estrategia de exclusión del mercado, que aun siendo perfectamente legítima, no favorece la transparencia, perjudica la diversidad y profundidad del mercado bursátil y acaba dañándolo como fuente de financiación de las empresas. Las bajas valoraciones han favorecido opas como la de KKR sobre Telepizza o la oferta que acaba de lanzar el fondo sueco EQT sobre Parques Reunidos, que sin ser una opa de exclusión, incluye esa posibilidad en caso de que el capital flotante de la empresa quede por debajo del 10% y no concurran las condiciones para ejercer una venta forzosa.

Entre los pequeños valores se pueden encontrar compañías líderes en sus respectivos nichos de mercado o que cuentan con un elevado potencial de crecimiento. Dado que en general no ofrecen tanta información pública como las grandes cotizadas, resulta aconsejable extremar la labor de asesoramiento e información a la hora de apostar por ellas y beneficiarse de sus oportunidades de inversión.

Normas