Así puede ayudar la corriente de la autogestión a las pymes españolas

El experto en gestión del cambio, Juan Ferrer afirma que la autogestión puede resolver los principales problemas de las empresas.

autogestión pymes

Falta de comunicación, que genera conflictos, falta de transparencia, rumorología, guerras de poder, emails colapsados, falta de participación y la ausencia de ambición por la mejora continua. En algunos departamentos, o pymes en su totalidad, este tipo de problemas se han enquistado en la organización. ¿Cómo resolverlos?

Juan Ferrer, experto en gestión del cambio y autor de varios libros relacionados con la organización interna de las corporaciones, existe una metodología efectiva para modificar y resolver estas conductas: la autogestión. “La autogestión obliga a preguntarse, ¿qué hacemos para que esto funcione?, asegura.

“He visto que en España hay dos formas de gestionar las cosas que se hacen mal. La primera es quejarse y no hacer nada. Y la segunda es dejar de hacerla”, advierte, por lo que recomienda implantar la autogestión, que consiste en dar libertad a los miembros de un equipo para buscar la forma más eficaz y eficiente de resolver el trabajo que tengan que hacer.

Para motivar e implicar al trabajador

El experto afirma que a través de la autogestión las empresas pueden motivar e implicar al personal. “La participación genera implicación”, admite añadiendo que también hace que afloren las ideas, puesto que en muchas ocasiones, “la gente siente que o bien no se le escucha o el ego de algún jefe frenará, castrará o se atribuirá alguna idea”.

Por otro lado, Ferrer considera que con esta práctica también se atrae al talento, ya que las nuevas generaciones que aportan valor, “buscan aportar algo con su talento y no ser unos meros músicos de orquesta sinfónica. Ellos quieren improvisar, y que se les escuche”.

Otro problema que resuelve la autogestión es el del propio liderazgo. “Estamos arrastrando una visión del super líder unipersonal. La autogestión implica activar el liderazgo colectivo, donde se genera el espacio, el respeto y el reconocimiento para que todos puedan ser líderes en algún momento, para cambiar, mejorar o innovar en algún aspecto. Bienvenido al liderazgo colectivo”, comenta.

Resolución de problemas mediante autogestión

A su juicio, la autogestión resuelve los problemas de las empresas hoy en día, que tienen que ver con la falta de rapidez, agilidad y motivación. También esa falta de comunicación que según Ferrer "genera conflictos, falta de transparencia, rumorología, guerras de poder, emails colapsados, etc.", pueden solucionarse con la autogestión empresarial.

De igual manera es importante acabar con la falta de participación. Juan Ferrer asegura que "es aquí cuando surge la resistencia al cambio y la falta de implicación". Además, esta actitud provoca la "ausencia de Kaizen", o lo que e slo mismo, tener ambición por la mejora continua. Para poner fin a estos problemas, hay dos maneras, según el el experto:  "la primera es quejarse y no hacer nada. Y la segunda es dejar de hacerla". La autogestión se encarga de implantar la tercera: “¿qué hacemos para que esto funcione?”.

Normas