Tesla muestra la conducción autónoma del Model 3 en un nuevo vídeo
AP

Tesla muestra la conducción autónoma del Model 3 en un nuevo vídeo

Demuestra una vez más que tiene esta tecnología preparada para el gran público

La conducción autónoma está mucho más cerca de lo que pensamos. De hecho si no hubiera trabas regulatorias, que las habrá, que puedan ralentizar la llegada de la conducción sin conductores podríamos estar hablando de que los primeros coches de este tipo podrían estar desplazándose sin conductor a partir del próximo año. Esa es la idea que tiene Tesla, el principal referente del mercado en este aspecto, y que sin duda cuenta con la tecnología de conducción autónoma más avanzada. Ahora Tesla ha vuelto a sacar músculo en lo relacionado con la conducción autónoma, sobre todo gracias a un vídeo que demuestra que esta se encuentra más que preparada para lanzarse al mercado.

Un vídeo para demostrar la tecnología de Tesla

En este vídeo podemos ver cómo un Tesla Model 3 se desplaza desde su origen al destino de una manera completamente autónoma, sin intervención alguna del conductor. De hecho no hay más que comprobar que este en ningún momento del trayecto tiene tan siquiera que tocar el volante, algo que cuando se activa la conducción de este tipo es imprescindible hacer. En cualquier caso, lo más importante que nos muestra este vídeo es el poderío de la conducción autónoma que actualmente ofrece Tesla en sus vehículos. Porque recordemos que todos los Tesla Model 3 que se acaban de entregar a sus propietarios, serán compatibles con este tipo de conducción.

En el vídeo se demuestra lo avanzado de esta conducción sobre todo porque estamos viendo cómo el trayecto elegido para demostrarlo es bastante complicado cuando hablamos de conducción autónoma. No se trata de una autopista amplia y de cambiar de un carril a otro, sino que en este caso se mueve en un entorno urbano, por vías interurbanas, y por tanto, la conducción autónoma debe estar atenta a muchos más aspectos de la conducción. Vemos como el Model 3 es capaz de reconocer las señales de Stop, reanudar la marcha solo cuando es seguro, además puede interpretar las luces de los semáforos.

Vemos cómo se desvía e incorpora a las vías interurbanas, y todo con bastante naturalidad. Uno de los detalles que más nos ha llamado la atención, es la querencia del vehículo por permanecer en el carril derecho, incluso adelantando desde este a numerosos vehículos, quizás esa haya sido la parte menos segura de la conducción que se muestra en el vídeo. En cualquier caso, se demuestra el enorme potencial que tiene este tipo de conducción por parte de los vehículos de Tesla a día de hoy.

Normas