Las tecnológicas pierden el interés de los inversores tras sus estrenos bursátiles

Lyft se desploma un 32% desde su OPV el 29 de marzo y Xiaomi, la gran salida a Bolsa de 2018, se hunde un 30% desde su debu

opv tecnológicas
Debut en Wall Street de Lyft el pasado 29 de marzo.

Los debuts de las firmas tecnológicas despiertan gran interés en los mercados. Los inversores siguen con atención los primeros pasos de empresas como Lyft, que desembarcó en Wall Street el 29 de marzo, y los de Pinterest y Zoom Video, las últimas en debutar. Sin embargo, el interés se esfuma con velocidad y las fuertes alzas iniciales desaparecen cada vez más rápido.

Lyft, que compite con Uber y Cabify, sumó un 8,74% en su debut: recaudó cerca de 2.300 millones de dólares y en la primera jornada alcanzó una valoración de 23.500 millones de dólares, lo que la convirtió en la empresa más valiosa en salir a Bolsa en EE UU de los últimos dos años, desde la de Snap en 2017. Pero en su segunda jornada se desplomó un 10% y, ahora, casi un mes después, acumula una caída del 19%, con sus títulos por debajo del precio de salida.

El año pasado, fueron cuatro las grandes tecnológicas que llegaron a los mercados: Spotify, Dropbox, Xiaomi y Tencent Music. De todas ellas, solo la penúltima pierde posiciones desde su estreno y se desploma un 31%, mientras que las dos primeras cotizan a precios similares a los de su debut. Tencent Music, cuyos ADR (títulos respaldados por un depósito en un banco estadounidense) debutaron en diciembre en Wall Street, es la única que logra mantener el entusiasmo de los inversores y se anota un 40%.

Spotify desembarcó en Wall Street de una forma poco habitual: mediante la cotización directa (direct listing, en la jerga) en vez de la tradicional OPV, lo que supone que los dueños de la firma ofrecen una parte de sus acciones, y estas se compran directamente en el mercado. Sus títulos se revalorizaron un 12% en la primera jornada, pero, tras tocar máximos de 196 dólares en julio, comenzó a caer y hoy solo suma un 5,8% respecto a su precio de salida.

Algo similar ocurrió con Dropbox. En su debut se anotó un 40%, aunque un año después solo sube un 1,2% respecto al precio de la OPV.

El comportamiento de las chinas Xiaomi y Tencent ha sido completamente diferente. Mientras los títulos de la primera, competidora de Apple o Huawei en el mercado de smartphones, se desploman un 31% desde su debut en Hong Kong el pasado julio, los ADR de Tencent suman un 40% desde diciembre. Bien es cierto que el estreno de Huawei ya adelantó la falta de interés de los inversores: cayó un 6%, a pesar de que la OPV se había anunciado como la mayor desde 2014.

Esta situación pone en alerta a la empresa que debutará próximamente: Uber. La principal competidora de Lyft, registró su folleto hace 10 días ante el regulador de los mercados estadounidenses y, aunque aún no ha fijado el precio de salida, podría convertirse en una de las mayores OPV desde Alibaba, pues espera recaudar alrededor de 10.000 millones de dólares y alcanzar una valoración de 100.000 millones de dólares.

El mercado está interesado en la empresa, como demostró la reciente inversión de 1.000 millones realizada por Denso, Toyota y SoftBank en la división de Uber dedicada a vehículos autónomos y que ayudará a la compañía a demostrar a los inversores que su programa de automóviles sin conductor es un componente muy valioso de su negocio, ya que tras esta inversión, estaría valorado en unos 7.250 millones de dólares.

Habrá que esperar a ver la evolución de las recién llegadas al parqué. Pinterest sumó un 29,18% en su estreno el jueves y el servicio de videoconferencias Zoom Video, un 73,23%.

Snap no recupera su precio en dos años

  • La última gran salida tecnológica a Bolsa fue la de Snap en marzo de 2017. La matriz de Snapchat fijó su precio de salida en 17 dólares y debutó con una subida del 44%, lo que le permitió alcanzar una valoración de 26.000 millones de dólares. Sin embargo, desde entonces, sus títulos solo han conseguido superar el precio de la OPV durante poco más de un mes en 2018.
  • La aplicación de mensajería cerró su primer año en Bolsa con una caída del 14% que en 2018 se convirtió en un desplome del 67% del precio de sus acciones. Sin embargo, en lo que va de año, Snap ha conseguido revalorizarse casi un 112%, aunque aún se sitúa cinco dólares por debajo del precio de referencia de su salida al parqué.
Normas