Transporte

Lyft sube un 8,74%en su debut en Bolsa y supera los 23.500 millones

Marcó un primer precio de 87,24 dólares frente a los 72 fijados en su OPV

Los cofundadores de Lyft, John Zimmer, tercero por la izquierda, y Logan Green, tercero por la derecha, celebran el debut de su empresa en Bolsa.
Los cofundadores de Lyft, John Zimmer, tercero por la izquierda, y Logan Green, tercero por la derecha, celebran el debut de su empresa en Bolsa.

Lyft, la compañía estadounidense de alquiler de vehículos con conductor rival de Uber, se estrenó en Wall Street con una fuerte subida. La compañía marcó un primer precio de 87,24 dólares por acción en su debut en el Nasdaq, donde comenzó a cotizar este viernes bajo el símbolo 'LYFT', lo que suponía una subida inicial del 21,2% respecto de los 72 dólares por título fijados en su OPV. La empresa recauda cerca de 2.300 millones de dólares. Finalmente los títulos cerraron con un alza del 8,74% elevando el valor bursátil de la sociedad hasta 23.555 millones de euros al cambio actual.

En sus primeros documentos ante la SEC, Lyft estableció una horquilla de entre 62 y 68 dólares por título, aunque el interés demostrado por los inversores en las rondas de negociación de las últimas semanas han terminado por elevar su precio al máximo. Lyft, que coloca 32 millones de acciones, consigue así superar los 24.000 millones de valoración en bolsa.

Lyft, que empezó a operar en 2012 y registró en 2018 un total de 30,7 millones de clientes y hasta 178,4 millones de carreras, se ha anticipado en su debut bursatil a su rival Uber, que planea su entrada en el Nasdaq para este año. La valoración en este caso podría rondar los 120.000 millones de dólares.

Los inversores han mostrado un gran interés en Lyft, pese a que cerró el pasado año con una pérdidas netas de 911 millones de dólares (811 millones de euros), un 32% más que en 2017. La compañía facturó en ese ejercicio 2.156 millones (1.920 millones de euros), duplicando sus ingresos del año anterior y sextuplicando los del ejercicio de 2016.

El negocio de Lyft está concentrado principalmente en EE UU, donde a final del pasado año controlaba un 39% del mercado; dos años antes tenía un 17%. Hace dos años empezó a operar también en Canadá. Según los analistas, la compañía ha arrebatado a Uber negocio gracias a una estrategia de precios más económicos.

La empresa movió a 30,7 millones de pasajeros en 2018 con 1,9 millones de conductores, y generó reservas por valor de 8.100 millones de dólares en viajes el año pasado, un 76% más que el ejercicio previo. Lyft, al igual que Uber, se ha financiado hasta ahora con rondas de financiación de capital riesgo. Lyft había recaudado hasta ahora 5.000 millones de dólares, Uber casi 25.000 millones. 

Ambas compañías, conscientes de que deben reducir pérdidas, buscan impulsar sus negocios diversificando su actividad. Tanto Lyft como Uber han entrado en el segmento de las bicicletas compartidas, los patinetes eléctricos y el coche autónomo, tres negocios menos costosos de mantener al eliminar la figura del conductor, aunque queda mucho para que la conducción autónoma sea una realidad popular. Uber es más global y está más diversificada, pues cuenta con negocios como Uber Eats para el reparto de comida a domicilio.

De momento, los inversores parecen decididos a confiar en Lyft (habrá que ver qué ocurre con Uber), pues no es la primera que sale a Bolsa una tecnológica sin dar beneficios. Facebook, Snap o Twitter tampoco daban ganancias. Los analistas no descartan que Lyft, que abre el camino a otros unicornios para su debut este año en bolsa (Pinterest, Slack o Airbnb), tenga que subir los precios de sus servicios, al igual que Uber, para acelerar la llegada de los beneficios.

 

 


Normas