Irlanda del Norte, donde suena la ‘Canción de hielo y fuego’

Recorrido temático por los territorios de ‘Juego de tronos’

Irlanda del Norte
Thor y Odín interpretaron a los cachorros de lobo huargo Verano y Viento Gris.

Aunque aquí el invierno ya haya acabado, allí no ha hecho más que comenzar, y vaya que si lo habían avisado. En los albores de la gran batalla final por el universo de George R. R. Martin, que comenzó el pasado 15 de abril, viajamos a las tierras de Poniente y de Essos para descubrir las localizaciones más emblemáticas de la serie de HBO en el lugar donde empezó todo.

En la inmensa variedad paisajística de Irlanda del Norte los productores de Juego de tronos han encontrado el mejor escenario posible para recrear sus 7 reinos en 15 localizaciones. La serie también cumple su parte generando cada año 34 millones de euros al turismo norirlandés.

Descubra las localizaciones más icónicas de la serie de HBO

Caminantes blancos, lobos huargo, dragones, dothraki... Tanto si es (a mucha honra) un auténtico friki de la serie como si no ha visto ni un capítulo. Vamos a recorrer Irlanda del Norte y su territorio Juego de tronos. Como se suele decir, atención que vienen spoilers.

El Norte no olvida

Nuestra ruta empezará en el mismo sitio en que lo haría la producción, en el bosque de Tollymore. En el sureste del país, encontramos este parque forestal de enormes secuoyas y pinos nórdicos bajo las montañas de Mourne, que envuelven en un halo de misterio los cuatro senderos que vertebran la zona.

Después de vestir el uniforme de la Guardia de la Noche, armarnos con espadas y escudos y conocer a dos de los lobos huargo que aparecieron en el primer capítulo como cachorros y hoy como enormes perros de aspecto lobuno, estamos listos para adentrarnos en el bosque siguiendo a Robbie Atkinson, uno de los guías de Game of Thrones Tours.

El Dark Hedges o Camino Real.
El Dark Hedges o Camino Real.

En este entorno selvático se rodaron diferentes escenas de la primera temporada, como la gran matanza de los caminantes blancos, las conversaciones entre Jon Snow y Tyrion Lannister camino del Muro o el descubrimiento de los cachorros huargo junto al puente Altavaddy. Con un poco de imaginación, las explicaciones de Robbie y la reproducción de fragmentos de la trama cuesta muy poco sentirse al norte de Poniente.

Nuestro siguiente destino nos lleva al feudo de la Casa Stark. Aunque el castillo Ward (siglo XVIII) solo serviría para recrear las murallas y baluartes de Invernalia en su primera temporada, con una buena dosis de efectos visuales, para los miles de visitantes que acuden aquí cada año quedaría por siempre como emblema del gran bastión de los norteños. Instruidos por William Van Der Kells, nuestro anfitrión de Winterfell Tours, probaremos nuestra destreza en el tiro con arco entre las múltiples actividades que organiza esta empresa, como bodas, banquetes medievales, alojamiento y visitas privadas a esta propiedad de National Trust de Reino Unido.

Senda hacia el castillo de Audley.
Senda hacia el castillo de Audley.

Desde el monumento caminamos hasta otra fortaleza, la de Audley, enclavada en una colina a orillas de la ensenada de Strangford, donde el viento sopla con fuerza y donde se filmaron escenas del campamento de Rob Stark o de los Gemelos. Aquí empieza la senda circular de 30 minutos para descubrir otras tantas localizaciones del rodaje.

Pagar el precio del Hierro

Rumbo a las ficticias Islas del Hierro, bordeamos desde Belfast la costa escarpada del condado de Antrim entre formaciones rocosas imposibles para detenernos en puertos pesqueros como Carnlough, que en la ficción reconocemos como la ciudad de Braavos, o Cushendun, en cuya cueva la sacerdotisa Melisandre concibe al espectro en las Tierras de la Tormenta.

Entre un clima tan cambiante como la orografía, de islotes desmembrados, acantilados, praderas y playas de arena y piedras bañadas por un mar turbulento, arribamos finalmente al puerto de Ballintoy, más conocido como Pyke. En esta ocasión nos enfundaremos las casacas de los Greyjoy para tomar la bahía donde se rodarían los exteriores de las Islas del Hierro.

Irlanda del Norte, donde suena la
‘Canción de hielo y fuego’

No tenemos dragones como Daenerys, pero tenemos helicópteros. La empresa Cutting Edge propone a los turistas la experiencia (262 euros) de sobrevolar otras localizaciones, como el puente colgante de Carrick-a-Rede, el castillo de Dunluce o el mar Dothraki en la montaña de Binevenagh.

Atravesar el Dark Hedges, la archiconocida avenida de hayas con formas tortuosas, será el mejor broche a un “camino real” por Irlanda del Norte donde aún quedan muchas batallas por librarse.

Guía de viaje

Irlanda del Norte, donde suena la
‘Canción de hielo y fuego’

Tejer y bordar. El Museo del Ulster de Belfast alberga el tapiz de 77 metros de longitud que recrea todos los capítulos.

Menú Invernalia. Disfrute de un almuerzo temático en The Cuan, en Strangford, junto al castillo Ward.

El portón. Los árboles caídos del Dark Hedges han servido para tallar diez puertas que ilustran episodios de la trama repartidas por los pubs de la zona.

Normas