Kyle Gendreau: “Las mochilas han desatado la locura por la libertad que dan”

Invierten 25 millones de dólares en el desarrollo de nuevos productos

Samsonite

Los avances tecnológicos no solo se orientan a nuevas aplicaciones, sino también a productos tan tangibles como una maleta. Así lo defiende el director ejecutivo del grupo Samsonite, Kyle Francis Gendreau (Fallriver, Boston, Estados Unidos, 1969), que cumple un año como máximo responsable de la compañía, aunque ya lleva 12 en el comité de dirección gracias a su etapa como director financiero. El ejecutivo recibe a CincoDías durante la presentación de las últimas novedades de la marca en Casablanca (Marruecos) e insiste en que serán ellos quienes lideren las innovaciones que aparecerán en el mercado en los próximos años.

Cuando se habla de innovación, se piensa en tecnologías complejas; ¿hay margen también en los equipajes?

Creo que sí, puede parecer un mundo menos atractivo, pero en los últimos años la transformación ha sido impresionante. Cosas tan sencillas como que las maletas pasaran de no tener ruedas y llevarlas levantadas a contar con cuatro y moverlas de lado. Lo relativo a la ligereza de peso se ha vuelto crítico en los últimos tiempos. Todo esto son innovaciones que hemos llevado al mercado. También estamos trabajando en pequeños detalles de tecnología que aparecen poco a poco, aunque aún queda mucho por llegar, y en nuevos materiales, en cómo ser más responsables y en productos reciclados.

¿Son los materiales su principal área de investigación?

La innovación requiere varios pasos, pero los materiales son importantes porque son muy transformadores, pueden suponer un gran salto en un pequeño espacio de tiempo. Las novedades se pueden incorporar a todos los productos que hagamos en los próximos años. Por ejemplo, tenemos una línea cuyo exterior está confeccionado al 100% con materiales reciclados y, además, tiene una fuerza asombrosa. Las innovaciones son increíbles a lo largo de toda la cadena de producción.

¿Se ha convertido la preocupación por la sostenibilidad en un motor para la investigación?

Influyen varias cosas, por un lado, esta cuestión forma parte de nuestra estrategia general de ESG [medioambiental, social y gobernanza, por sus siglas en inglés], por eso queremos llevarlo a cabo. Por otra parte, la nueva generación de consumidores también está buscando esto, así que es una combinación entre hacer lo correcto y lo que los usuarios demandan, es un equilibrio de ambas cosas.

¿Están los consumidores dispuestos a pagar por productos más responsables?

Creo que esa será nuestra gran ventaja, vamos a incorporar estos materiales a los productos sin que haya un salto en el precio. Siempre lo comparo con la comida orgánica y la estándar del supermercado, hay pocas diferencias. La realidad es que no todos los consumidores están dispuestos a asumir el coste extra. Si esto supone pagar un 20% o un 30% más, donde nosotros ganaremos es en que seremos capaces de incorporar los materiales reciclados sin que haya una gran variación de precio, y por ese motivo lideraremos la industria en este sentido, sabemos cómo hacer que no sea prohibitivo para los consumidores.

¿Cuánto dedican a un nuevo proyecto?

Invertimos alrededor del 1% de nuestras ventas en innovación; en 2018 fueron cerca de 25 millones de dólares. Y continuará funcionando así; de esta manera, el desarrollo de novedades progresará al mismo ritmo que crezca nuestro negocio. Estamos centrados en esto ahora mismo, contamos con equipos propios, pero también trabajamos con la universidad y la industria química, la investigación para sacar adelante innovaciones es muy colaborativa.

¿Cómo influyen las nuevas tendencias de viaje en el desarrollo de productos?

Las mochilas, por ejemplo, se están expandiendo muy rápidamente, la gente está optando por una movilidad que deje las manos libres. Yo he llevado maletín casi toda mi vida porque era parte de mi identidad, pero me pasé a la mochila y nunca me volverán a ver con una cartera. Te da mucha libertad y por eso ha desatado una especie de locura; si miras a cualquiera que se esté moviendo hoy en día por la ciudad, va con una. Es una tendencia muy relevante. Solían ser productos solo con dos o tres aberturas, pero hoy en día son productos muy funcionales para los trabajadores o los usuarios que se van de vacaciones.

Hablan mucho de los nómadas digitales, ¿qué son para Samsonite?

Son los consumidores mileniales, no buscan cosas materiales como hacían mi generación y las anteriores, sino que quieren experiencias, viajar y probar cosas diferentes. Además, también hay un importante componente digital porque quieren estar permanentemente conectados, pero a la vez están dispuestos a pagar más por productos técnicos. Esos consumidores investigan en profundidad y están dispuestos a invertir en algo que les da los resultados que esperan. Nos dirigimos a esos usuarios.

Normas