Las matemáticas son responsables del 10% del PIB

Esta ciencia genera de manera directa más de un millón de empleos

matemáticas
GETTY IMAGES

Las matemáticas contribuyen de manera silenciosa, pero contundente a la economía española. La ciencia más abstracta no solo ayudan a profundizar en el conocimiento, sino que contribuye a generar valor añadido en prácticamente todas las industrias. Así lo afirma el informe Impacto socioeconómico de la investigación y la tecnología matemáticas en España, elaborado por Afi (Analistas Financieros Internacionales) por encargo de la Red Estratégica en Matemáticas (REM) y presentado este miércoles en el Espacio Barrabés de Madrid.

Según el mencionado documento, las matemáticas son responsables directas de un millón de ocupados, lo que representaría alrededor del 6% del empleo en 2016, y de más del 10% del PIB. Asimismo, si se añade el impacto indirecto de las mismas sobre el resto de actividades económicas, por ejemplo, sobre la cadena de valor de su sector, las matemáticas serían las responsable del 19,4% del empleo y del 26,9% del PIB.

La informática, las actividades financieras, los servicios de telecomunicaciones y la energía son las áreas que más se benefician del desarrollo de esta ciencia, no obstante, su impacto esta presente en todos los eslabones del proceso productivo, desde el diseño a la optimización de tareas, de cualquier industria. Por ese motivo, el estudio también tiene en cuenta el valor que producen quienes desempeñan tareas que existen gracias al avance matemático, pero que no cuentan necesariamente con estos conocimiento, como es el caso de los trabajadores de la conocida como economía colaborativa.

“Las matemáticas se ven como algo en lo que investigamos unos cuantos académicos alejados de la realidad, pero lo cierto es que son cada vez más un recurso nacional estratégico”, apuntó el director del Instituto de Matemáticas de la Universidad de Sevilla (IMUS) y coordinador de la REM, Tomas Chacón, durante la presentación del documento, que también contó con la presencia de la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto. En esta línea, la directora ejecutiva de Insure and Go, Irene García, comentó que aunque ahora se hable más de ellas, no se utilizan más que antes. “En la actualidad son más visibles, pero siempre han sido el ADN de los grandes avances, aunque no nos diéramos cuenta”, desarrolló.

A pesar de que las cifras puedan resultar llamativas, aún queda camino por recorrer, pues España se sitúa por detrás del resto de países europeos. En Reino Unido, Francia y Holanda, por ejemplo, las matemáticas son las responsables directas de más del 10% del empleo. Por su parte, uno de los socios de Afi, Diego Vizcaíno, insistió durante la presentación en que esta brecha no responde a una falta de productividad, si no a la estructura organizativa de la economía española, que destaca por estar muy rezagada en profesiones de intensidad matemática. Según Eurostat, en España alrededor del 30% de las ocupaciones son intensivas en esta ciencia, mientras que la media de la Unión Europea-15 oscila en torno al 40%. De hecho, el estudio establece que si en las empresas locales hubiera la misma proporción de graduados en ciencias e ingenierías que en Francia, la productividad del trabajo aumentaría un 2,2%.

Sin embargo, no parece que esta diferencia vaya a suavizarse en un futuro cercano, pues según la agencia de la UE Cedefop (Centro Europeo para el Desarrollo de la Formación Profesional), las previsiones de crecimiento de este tipo de ocupaciones son menores para España (0,47% anual), que para la UE 15 (0,59% anual), lo que agravaría la diferencia actual.

Por este motivo, el informe recomienda ampliar la presencia de las matemáticas en los programas educativos, una mayor comprensión por parte de los matemáticos de la aplicabilidad de sus propios conocimientos, aproximar los centros de investigación al tejido empresarial, impulsar el gasto en innovación, incrementar los incentivos para las matemáticas aplicadas y visibilizar en el entorno la rentabilidad de las mismas en el entorno corporativo.

En línea con los datos anteriores, Alberto Ariza, de Bigml, mostró su preocupación porque el número de graduados en el área de las STEM (acrónimo de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas) siga decreciendo a pesar de que en los próximos tres años se demandarán en este campo más de un millón de empleos. “La escasez es la razón por la que estos perfiles están de moda. Más allá de sus conocimientos, se valora mucho la estructura mental que tienen las personas que pasan por estas carreras. Cuentan con un conocimiento muy práctico y son más racionales a la hora de tomar decisiones”, consideró el cofundador de Piperlab Alejandro Llorente.

Normas