Banca

Banco Santander lanza una opa sobre el 25% de su filial en México por 2.560 millones

La entidad tendrá que ampliar capital en un 3,5% y la ecuación de canje supone prima del 14%

Oficina de Santander en México
Oficina de Santander en México

Banco Santander quiere recuperar el control total de su filial en México. El banco que preside Ana Botín ha comunicado a la CNMV una oferta de adquisición de todas las acciones de Santander México que no controla, es decir aproximadamente el 25% del capital social de Santander México, por las que ofrece pagar en acciones del banco. Para hacerse con ese porcentaje, Santander tendrá que emitir un máximo de 572 millones de títulos, en caso de que todos los accionistas acepten la oferta, según el hecho relevante. Ese número de acciones, que representa un 3,5% del capital social de la entidad, está  valorado en unos 2.560 millones de euros. 

"La operación es consistente con la estrategia de grupo Santander de incrementar su peso en mercados en crecimiento y refleja la confianza de Banco Santander en México", asegura el grupo en un comunicado. En su discurso ante la junta general de accionistas, la presidenta del grupo, Ana Botín afirmó: “Creemos en México, en el potencial de su sector financiero, y de Santander México, que hoy es uno de los bancos líderes en el país”. Botín, que se ha reunido con el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, y con empresarios mexicanos, ha añadido que la operación "cumple con nuestros criterios estratégicos y financieros, tiene un retorno atractivo sobre el capital invertido y permite incrementar a futuro el beneficio neto del grupo y la generación orgánica de capital". 

La entidad espera que la operación tenga un return on investment (ROI) del 14,5%, que sea neutral en beneficio por acción, y que contribuya "positivamente" al ratio de CET1 del grupo. La operación tendrá un impacto de unos cinco puntos básicos en la ratio de capital de máxima calidad. Para los accionistas de Santander México, acudir a la oferta supone "una oportunidad" para monetizar la prima del 14%", según señala el banco. 

Como contraprestación, los accionistas que acepten la oferta recibirán 0,337 acciones de nueva emisión de Banco Santander por cada acción de Santander México. La ecuación de canje (que implica 32,376 pesos por título, frente a la cotización actual de  28,4 pesos) tiene en cuenta el dividendo de Santander México con cargo a los resultados de 2018 que se abonará en mayo de 2019 y también el dividendo complementario con cargo a los resultados de 2018 que se espera sea abonado por Banco Santander a principios de mayo de 2019. Para los titulares de American Depositary Shares (ADS), Santander ofrece 1,685  de Banco Santander por cada ADS de Santander México.

La oferta será voluntaria, es decir, que los accionistas minoritarios de Santander México podrán elegir si participan o no en la operación, que no estará sujeta a un nivel mínimo de aceptación. Actualmente, señala el Santander, el banco "no tiene intención de solicitar la exclusión de cotización (delisting) de Santander México de la Bolsa Mexicana de Valores ni de la Bolsa de Nueva York". Las acciones de Banco Santander, que actualmente están registradas en el Sistema Internacional de la Bolsa Mexicana, cotizarán en la Bolsa Mexicana de Valores.

Santander busca así recuperar el control de su filial, que empezó a cotizar en México en 2012. Según datos de Bloomberg, además del Santander en el accionariado están varios inversores financieros, con Oppenheimer a la cabeza (con el 3% del capital), Blackrock (2,03%) y Vanguard (1,88%).

El canje implica una prima del 14% sobre los precios de cierre de las acciones de Banco Santander y Santander México a 11 de abril de 2019. Sobre el precio medio ponderado por volumen del último mes supondría una prima del 22%, explica la entidad.

Los accionistas de Santander México que acepten la oferta tendrán derecho al primer dividendo a cuenta de Banco Santander con cargo a 2019 que espera abonarse entre octubre y noviembre de este año. La ecuación de canje prevé un ajuste al alza que refleje, para el caso de que la liquidación ocurra después de la fecha de referencia del dividendo que se espera pagar por Banco Santander entre octubre y noviembre, el valor de ese dividendo. Los aceptantes no recibirán el dividendo complementario con cargo al ejercicio 2018 que Banco Santander pagará a principios de mayo de 2019.

La entidad espera que la operación finalice en la segunda mitad del año. En concreto, tras lanzar este viernes el proceso, espera que entre abril y agosto la oferta sea aprobada por los supervisores de México y Estados Unidos. El banco calcula que el periodo de aceptación de la oferta comenzará a mediados del tercer trimestre y terminará a finales del mismo. Con ello, la oferta se liquidaría a finales de septiembre, si se cumplen las previsiones.

Citi asesora al banco en la oferta. El inicio de la oferta estará sujeto a las condiciones habituales en este tipo de operaciones, incluyendo la autorización de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores mexicana y de la SEC de Estados Unidos, así como a la aprobación de la junta general de accionistas de Banco Santander.  

A 31 de diciembre de 2018, Banco Santander México tenía activos totales por 64.979 millones de euros. La filial cerró 2018 con un beneficio ordinario de 760 millones de euros, un 7% más y una contribución del un 9% al beneficio global del grupo. Santander México opera a 1.393 sucursales,  y emplea a 18.979 personas.

Según una presentación a analistas realizada este viernes por el banco, Santander México tiene una cuota del 13% en préstamos, lo que le coloca segundo del mercado por detrás de BBVA Bancomer (22%) y Banorte (15%). Es segundo en préstamos corporativos (14%) solo por detrás de BBVA Bancomer (20%) y tercero en depósitos, con una cuota del 14%, por detrás de nuevo de BBVA Bancomer (21%) y Banorte (14%).

El banco resalta que el mercado bancario mexicano está muy concentrado, con una cuota cercana al 80% entre las seis principales entidades.

Un informe reciente de Goldman Sachs apuntaba a que el grupo podría generar 5.720 millones de euros de capital con la venta de paquetes de sus filiales, el movimiento contrario que ahora ha anunciado la entidad.

Normas