Junta de accionistas

Botín entra en campaña y pide a los políticos “que hablen claro” de sus medidas

La presidenta de Banco Santander considera imposible ahora que se produzcan fusiones transfronterizas

Ana Botín
Ana Botín

“Estoy orgullosa de mi país. Un país que ha progresado mucho en los últimos 25 años”. Con esta introducción, la presidenta de Banco Santander, Ana Botín, intentó llamar la atención a los políticos del país hoy en el inicio de la campaña electoral en España, que ha coincidido con la celebración de la junta de accionistas del grupo.

La banquera aprovechó el acto anual en el que se reúne con los accionistas, y el que es considerada la celebración más importante para una empresa, para lanzar varios mensajes a los diferentes grupos políticos del país. Pidió a los partidos políticos “responsabilidad y madurez” tras el 28ª.

Tras resaltar que España “tiene grandes fortalezas, sobre todo los españoles, además de algunos servicios públicos entre los mejores del mundo y un gran potencial de futuro”, Botín reclamó a los políticos claridad. “Si queremos una España que funcione para todos, necesitamos una política económica que funcione. Sin crecimiento no hay inclusión. Por eso me gustaría pedir a los políticos que hablen con claridad”, declaró ante los inversores del banco.

Pidió a la clase política que se aleje del cortoplacismo y que afronte las reformas necesarias a largo plazo con unos presupuestos sostenibles. “Tras las elecciones necesitamos huir del cortoplacismo e impulsar una agenda reformista con visión de largo plazo, el crecimiento inclusivo y la cohesión social, que solo es posible si los empresarios invierten y crean empleo”. Y dio otra receta, “necesitamos un pacto por el crecimiento inclusivo. Va a ser necesario llegar a acuerdos entre distintas fuerzas políticas. Esto requiere responsabilidad y madurez. Sabemos hacerlo; lo hemos demostrado otras veces”, afirmó.

Botín también pidió a los políticos españoles que inviertan más en educación. “Gane quien gane, gobierne quien gobierne, necesitamos un compromiso permanente con la educación”. Pero para apostar por la educación “necesitamos una economía que genere recursos (,,,), Una economía fuerte es la gallina de los huevos de oro”, recalcó.

También reclamó un mayor protagonismo de España en Europa. “España además puede y debe recuperar protagonismo en la constitución europea. Trabajar por una mayor integración y participar de las decisiones es también nuestra labor. Construir Europa es política nacional. Europa es la solución y no el problema”, subrayó.

Recriminó que la globalización, a revolución digital y el impacto de la crisis financiera haya generado “oleadas de apoyo a favor de programas y políticos que cuestionan, y en ocasiones desean, debilitar el orden económico liberal sobre el que hemos construido la paz y prosperidad en Europa de la última década”.

Y como ejemplo citó el Brexit. “El Brexit es nuestro canario en la mina que nos avisa de los peligros que pueden venir si ignoramos estas oleadas o minimizamos las preocupaciones que millones de personas tienen sobre sus trabajos, su prosperidad y su futuro”.

Tras pedir que en Europa “seamos proactivos”, y que “aportemos ideas para construir una Europa aún mejor”, Botín defendió el protagonismo de la banca en este objetivo. “Esto no será posible sin un sector financiero fuerte y rentable”, subrayó.

Recordó que en Europa el 90% del crédito a pymes concedido por el sector privado proviene de la banca. Pero también reclamó a los gobiernos europeos que para “seguir cumpliendo con nuestra función hay que completar “la unión bancaria rompiendo el vínculo entre riesgo soberano y sector financiero, contar con una regulación equilibrada entre la prudencia y el acceso de las empresas al crédito y a proyectos de futuro solventes; y no cuestionar permanentemente el marco legal y normativo, son algunos de los deberes pendientes”.

La banquera no olvidó lanzar varios mensajes positivos sobre el sector financiero, cuya imagen lleva años en deterioro. “Queremos que todo el mundo tenga acceso a servicios financieros, lo que supone un gran desafío especialmente para América Latina (….).Invertir en inclusión y empoderar a las personas además de ser lo correcto, es rentable. Generaremos beneficios de manera responsable cumpliendo con nuestra misión como banco”.

Sobre la integración con Popular aseguró, como más tarde también lo hizo el consejero delegado, José Antonio Álvarez, “avanza bien. Ya terminamos la integración de las sedes centrales y el objetivo es concluir en julio la integración de la red de oficinas. El negocio muestra un buen crecimiento tanto en los créditos a pymes como en los créditos al consumo”.

La banquera descartó que se puedan producir en los próximos años fusiones transfronterizas como reclaman en la actualidad los supervisores europeos, sobre todo Mario Draghi. Considera que las diferencias regulatorias, fiscales y de otras índoles son tan dispares que estas uniones podrían tardar una década en producirse, según comentó a un grupo de periodistas. Álvarez también se refirió a estas fusiones en su intervención en la junta.

Normas