Santander se compromete a mantener el dividendo y afirma que el ‘scrip’ da más “flexibilidad”

Ana Botín asegura que la entidad no se plantea cambios en la remuneración

Santander se compromete a mantener el dividendo y afirma que el ‘scrip’ da más “flexibilidad”

Ana Botín ha dado a conocer las líneas maestras de su política de remuneración a los accionistas. Durante su Investor Day en Londres, la presidenta del banco se ha comprometido a "no reducir" el dividendo en efectivo, pero al mismo tiempo ha defendido que el scrip dividend -que permite cobrar el dividendo bien en efectivo bien en acciones- permite al grupo mayor "flexibilidad".

La entidad reveló a comienzos de año que, para este ejercicio, mantendrá la opción de los accionistas de recibir el dividendo en efectivo o en acciones, cuando en el mercado se barajaba la posibilidad de regresar al pago únicamente en efectivo. El banco ha argumentado "la gran aceptación del programa" para mantenerlo.  Botín ha asegurado ante los analistas que el grupo no prevé "ningún cambio en este momento", ha dicho . "Estamos centrados en la  transformación digital, en aumentar la rentabilidad del grupo", ha dicho.  

La entidad abonó con cargo a las cuentas de 2018 un dividendo de 0,23 euros por acción (incluido el scrip dividend). El efectivo total fue de 0,195 euros por acción y el dividendo elección (en acciones o en metálico) fue de 0,035 euros por título. En noviembre del año pasado, Santander pagó su último scrip dividend, en el que se comprometió a adquirir los derechos a 0,035 euros cada uno. La otra opción era recibir una acción nueva por cada 127 antiguas. Dueños del 76,55% del capital eligieron esta última opción. El desembolso real de Santander fue por lo tanto de 132,4 millones de euros. Si el dividendo hubiera sido totalmente en efectivo hubiera tenido que entregar 1.055 millones de euros. 

Botín ha incidido en el mensaje de que el grupo "no tiene intención de reducir" el pago en efectivo, es decir que sea al menos el del año pasado. La entidad efectuará dos pagos con cargo a las cuentas de 2019, que se realizarán en noviembre y en mayo del próximo año. Hasta ahora el banco pagaba dividendo cuatro veces al año.

Precisamente en la junta de accionistas que celebró el 23 de marzo del año pasado, Ana Botín anunció que el dividendo sería totalmente en efectivo y se realizará de forma semestral (en mayo y noviembre). Yen la presentación de resultados de 2018, desde el banco se reiteró que mantendría el porcentaje del beneficio que destina a remunerar a sus accionistas (pay out) entre el 30% y el 40%

Ahora, se corrige la estrategia y Santander anuncia mantendrá en el medio plazo un pay out (porcentaje del beneficio que destina a dividendos) del 40%-50%, lo que supone elevarlo desde el 30%-40% actual. 

Normas