VW avisa de que la crisis del diésel ha provocado ya 25.000 matriculaciones menos este año

Luca de Meo, presidente de Seat, pide una estrategia a largo plazo que permita mantener "el milagro de la industria automovilística española"

Luca de Meo, presidente de Seat, (en el centro de la imagen), durante la conferencia de prensa anual de las marcas del grupo Volkswagen en España.
Luca de Meo, presidente de Seat, (en el centro de la imagen), durante la conferencia de prensa anual de las marcas del grupo Volkswagen en España.

El consejero delegado del grupo Volkswagen en España, Paco Pérez Botello, ha señalado este martes que la incertidumbre en torno al diésel ha generando unas pérdidas de ventas para el mercado de unos 25.000 coches en lo que va de 2019. El directivo realizó estas declaraciones en la rueda de prensa anual de las marcas del consorcio en España (entre ellas Seat, Porsche, Scania, MAN, Audi y la propia VW). El grupo aumentó su facturación un 6,2% en 2018, hasta los 18.465 millones de euros.

Al acto también ha asistido Luca de Meo, presidente de Seat, quien ha pedido al Gobierno que salga de las urnas el 28 de abril, que ponga en marcha un plan "que permita salvaguardar el milagro de la industria del automóvil en España", con un proyecto a largo plazo. De Meo ha explicado que el grupo se encuentra en conversaciones con Anfac, la Asociación Nacional de Fabricantes de Coches, para consensuar las peticiones concretas que transmitirán al próximo Ejecutivo.

La polémica entre ecologistas y Seat por el gas

Mikel Palomera, director general de Seat en España, aseguró la semana pasada que un coche que funcione con gas renovable es más eficiente incluso que un eléctrico que use energía renovable. Dicha afirmación fue criticada por los ecologistas de Transport & Environment, que señalan que tiene más sentido utilizar el biogás para reemplazar el gas fósil que se consume actualmente en el país, y que tampoco hay suficiente gas renovable para poder satisfacer la demanda de los vehículos.

CincoDías ha preguntado a De Meo por este asunto y ha señalado que hay diferentes puntos de vista. "Ahora mismo no hay suficiente biogás porque no se produce", pero en un futuro se hará, ha dicho el presidente de Seat. "Estamos convencidos de que es una tecnología muy útil", ha añadido el directivo, quien a su vez, puso como ejemplo a Alemania, donde este gas renovable "sobra" y que si se usara para el transporte, podría servir "para satisfacer la demanda del 20% de los coches" de ese país.

"España siempre ha sido un país amigable con el motor. Durante la crisis ninguna de las plantas que hay en el país cerró, lo que es un milagro, el sistema es sólido. Es necesario un marco estable y mantener la neutralidad tecnológica, hay que dar una oportunidad a todas las tecnologías para que mejoren en eficiencia", ha asegurado De Meo. Por otro lado, el directivo de Seat ha resaltado las inversiones realizadas por el grupo en España, que en 2015 comenzó un plan de inversión de 4.200 millones de euros en el país, que finalizará en este 2019.

"Queremos poner a España en el mapa de la innovación", ha dicho De Meo, que ha resaltado que el grupo invirtió en I+D en el país más de 1.300 millones durante 2018. "Además, hemos destinado 1.000 euros por empleado en formación, cifra que multiplica por 12 la media nacional y por cinco la del resto del sector", ha señalado el directivo.

Respecto a la necesidad de reducir las emisiones ante los objetivos que pide la Unión Europea, Luca de Meo ha asegurado que la electrificación es la gran apuesta del grupo. "Queremos que el coche eléctrico sea un vehículo para millones, no para millonarios", ha dicho el directivo. A su vez, De Meo ha explicado que el futuro no será solo eléctrico, sino que habrá varias opciones de movilidad y que el gas es una de ellas.

Por otro lado, Emilio Sáenz, presidente de Volkswagen Navarra, ha mostrado su optimismo de cara a 2019, “un año dulce”, según el directivo, ya que será el primer ejercicio en el que la planta del norte de España ensamblará dos modelos: el Polo y el nuevo T-Cross. Respecto a la posibilidad de fabricar modelos eléctricos en un futuro, Sáenz ha indicado que la factoría “se está preparando, para cuando lleguen las oportunidades, el objetivo es posicionar a la planta como una de las mejores del grupo Volkswagen".

Normas