Deuda

Aramco ultima su debut en el mercado de bonos

Prepara una colocación en seis tramos con una demanda que se situaría entre los 30.000 y los 45.000 millones de dólares

Trabajador de Aramco en una de sus instalaciones en Arabia Saudí.
Trabajador de Aramco en una de sus instalaciones en Arabia Saudí. REUTERS

Aramco ultima su debut en los mercados de deuda que será por todo lo grande. La petrolera estatal de Arabia Saudí prepara una colocación en dólares en bonos en cinco tramos distintos a tipo fijo: tres años, cinco, diez, 20 y 30 años, y una sexta con cupón flotante, según ha avanzado Bloomberg. Según las primeras estimaciones de la banca de inversión, la demanda podría superar los 45.000 millones de dólares. La oferta podría situarse entre los 10.000 y los 15.000 millones de dólares, según las fuentes consultadas que estiman que la operación se cerrará esta semana mismo y que los libro se abrirán a lo largo del día de hoy.

La petrolera, convertida en la empresa con más beneficios del mundo, registró en 2018 un resultado de 111.100 millones de euros, superando así el conjunto de Apple, Facebook y Microsoft, según la información remitida a Moody's para obtener una calificación crediticia ante la emisión de bonos. Moody's y Fitch han otorgado a esa futura colocación una nota de A1 y A+, respectivamente, el quinto grado de inversión más alto, el mismo que concedieron a la deuda soberana saudí.

Según los datos preliminares, la colocación a tres años a un tipo fijo se habría planteado al treasury estadounidense al mismo plazo más 75 puntos básicos; la de cinco años, con un treasury estadounidense al mismo plazo más 95 puntos básicos; la de diez años, al treasury más 125 puntos básicos; la de 20 años, al bono estadounidense más 160 puntos básicos; y la de 30 años, el bono de referencia más 175 puntos básicos. Además, la de tres años con cupón flotante, se realizaría inicialmente al líbor más el equivalente.

La emisión busca financiar la compra del 70% de la empresa petroquímica Sabic, que ha tenido un coste de cerca de 61.000 millones de euros. Se trata de la empresa más grande que cotiza en la Bolsa saudí y que tuvo unos ingresos de más de 5.000 millones de euros el año pasado.

La colocación de bonos es el paso previo de la compañía para su futura salida a Bolsa, anunciada para el año pasado pero que se vio retrasada por la valoración realizada en un primer momento. Así, estaba previsto una colocación en el mercado de un 5% de su capital y se valoró en unos dos billones de dólares.

Normas