Elecciones 28A

Así es el programa económico del PP: propone una rebaja generalizada del IBI e implantar la mochila austriaca

Defiende una revolución fiscal , fomentar la contratación indefinida y ampliar a todas las mujeres el complemento por maternidad en la pensión

El presidente del PP, Pablo Casado.
El presidente del PP, Pablo Casado. AFP

El Partido Popular ha presentado esta mañana en Barcelona su programa electoral de cara a las elecciones generales del próximo 28 de abril. La formación liderada por Pablo Casado ha desglosado su programa de 102 páginas en diez puntos: fortalecimiento de la nación, revolución fiscal, educación de calidad y en libertad, sociedad del bienestar, familia, economía moderna y avanzada, más oportunidades para las personas, una España sostenible, una mejor democracia y retos globales de una sociedad abierta. Estas son sus principales propuestas en materia económica:

Fiscalidad

El PP anunció ya hace unas semanas la revolución fiscal que propone llevar a cabo si gana las elecciones generales. Propone rebajar el tipo máximo del IRPF por debajo del 40%, rebajar el tipo máximo del impuesto de Sociedades por debajo del 20%, suprimir Patrimonio y eliminar Sucesiones y Donaciones para las transmisiones entre padres e hijos, así como entre cónyuges. También propone eliminar el impuesto de Actos Jurídicos Documentados para la constitución de hipotecas de la vivienda habitual.

El partido liderado por Pablo Casado pretende crear un blindaje fiscal del ahorro para la jubilación para extender los beneficios fiscales de los planes de pensiones a la vivienda habitual y a los planes de ahorro.

La formación incluye entre sus medidas que los parados de larga duración que inicien un negocio no paguen impuestos sobre los beneficios obtenidos los dos primeros años.Y busca además reforzar la lucha contra el fraude fiscal y promoverá la claridad fiscal, ofreciendo a todos los contribuyentes un informe de transparencia fiscal con las cantidades satisfechas cada año por los contribuyentes.

El PP aspira a eliminar las tasas que graban el turismo y buscará reducir el IBI en los ayuntamientos donde gobierne -es una tasa municipal que recaudan los propios ayuntamientos- hasta el mínimo legal. En la actualidad, el mínimo legal es del 0,4% del valor catastral para los inmuebles urbanos y del 0,3% para los rústicos. Además, impulsará deducciones en el IRPF en las comunidades autónomas en las que gobierne para menores de 35 años y familias con al menos un hijo. También las prohibirá crear nuevas figuras tributarias.

Laboral

La formación propone profundizar en los avances de la reforma laboral de 2012, impulsando la contratación indefinida y endureciendo las sanciones a las empresas que realicen contratos temporales sin causa y limitando el encadenamiento de contratos. Favorecerá además la implantación de la denominada como mochila austriaca: un fondo de capitalización para los trabajadores o sistema de cuentas individuales de capitalización para la movilidad, que será rescatado en los supuestos de despido improcedente, de movilidad geográfica, para el desarrollo de actividades de formación o en la jubilación.

Ofrece una reducción de cotizaciones sociales para la contratación de jóvenes y de parados de larga duración. También buscará la atracción de talento, con incentivos fiscales para incorporar profesionales e investigadores de alta cualificación. 

Además, permitirá si llega a La Moncloa compatibilizar la percepción de una parte de la pensión de jubilación con el desarrollo de una actividad laboral o profesional. Además, aplicará una exención en el pago del IRPF cuando se continúe la actividad profesional sin cobrar la pensión.

Pensiones y conciliación

En el programa, el PP asegura que garantizará la financiación adecuada de todos los servicios públicos y la sostenibilidad del sistema de pensiones. Aboga por impulsar el diálogo social y el Pacto de Toledo, así afirma que trabajará en la eliminación del déficit de la Seguridad Social, mediante la separación de las fuentes de financiación. 

La formación insiste en la necesidad de que los pensionistas mantengan su poder adquisitivo y liga su revalorización tanto al IPC como a otros indicadores. Además, aboga por ir aproximando el periodo de cálculo de las prestaciones a toda la vida laboral y el denominado sobre naranja, en el que los actuales trabajadores reciben toda la información sobre su futura pensión.

El PP propone además elevar el complemento de maternidad a todas las madres e incrementándolo a aquellas que ya lo disfrutan. En la actualidad, las mujeres que han tenido dos hijos ven elevada la cuantía de su pensión un 5%, un 10% lo amplían aquellas con tres hijos, y un 15% las de cuatro descendientes. 

En materia de conciliación, el documento -que no habla en ningún momento de la paternidad- sí deja constancia de la pretensión de aprobar una ley de apoyo a la maternidad., que incluirá medidas para mejorar la conciliación y la corresponsabilidad e impulsar medidas fiscales -no detalladas- a favor de las familias. El PP propone además rebajar la carga fiscal a las familias numerosas, mantener el cheque bebe de 1.000 euros al año y anuncia incentivos fiscales para las empresas que contraten a mujeres después de la maternidad.

Vivienda

La formación aboga por favorecer el desarrollo de seguros de arrendamiento que cubran el impago de los alquileres y daños que pueda causar el inquilino para facilitar el alquiler a los jóvenes. Además, propone incrementar la deducción fiscal a los arrendadores, especialmente cuando los arrendatarios sean jóvenes o mayores de 65 años con bajos ingresos.

El PP impulsará la oferta de vivienda nueva destinada al alquiler asequible favoreciendo fórmulas de cooperación público-privadas y promoverá una reforma tanto civil como penal para proteger a los propietarios de la ocupación ilegal de sus casas con una pena de cárcel de hasta tres años.

Autonomías

El partido propone reforzar la presencia del Estado en todas las comunidades autónomas, para garantizar el pleno ejercicio de las competencias que tiene constitucionalmente atribuidas, y establecerá cauces para que todas las regiones que así lo consideren encomienden al Estado el ejercicio de algunas de las competencias transferidas para "que puedan ser administradas de manera más eficaz desde el Gobierno de la Nación".

Normas