El “blindaje fiscal al ahorro” del PP rebajaría más la tributación que la extinta deducción por vivienda

Casado promete extender el trato tributario del plan de pensiones a todo el ahorro que se mantenga hasta la jubilación incluyendo casas, fondos, arte, oro o criptodivisas

Blindaje fiscal PP pulsa en la foto

Las Cortes quedarán disueltas hoy como paso previo a las Elecciones Generales del 28 de abril. Sin embargo, las propuestas electorales ya han comenzado. El líder del PP, Pablo Casado, propuso el sábado un “blindaje fiscal del ahorro” que extendería las ventajas tributarias de las aportaciones de los planes de pensiones a la inversión en vivienda, depósitos bancarios, acciones, fondos de inversión e incluso oro, obras de arte y criptodivisas, siempre que no se vendan hasta la jubilación. El coste de la medida, que el PP calcula de 1.750 a 2.600 millones de euros anuales, superaría el de la deducción por la compra de vivienda que se anuló desde 2013.

La propuesta del PP supone que la inversión destinada cada año a los activos citados permita al contribuyente minorar su base imponible del IRPF hasta en 8.000 euros anuales, o el 30% de los rendimientos netos del trabajo. Eso sí, siempre que el beneficiario mantenga esos activos en cartera hasta que se jubile, cuando podrá venderlos exentos de impuestos. Si los vende antes deberá reinvertir el mismo monto en otro activo similar para mantener la ventaja fiscal o bien devolver todo el ahorro tributario acumulado, aducen desde el PP, aunque la normativa actual solo permite corregir las últimas cuatro declaraciones de la renta.

Así, para una pareja con rentas individuales de 20.000 euros anuales y una hipoteca de 150.000 euros, al 2% a 20 años, sobre un piso adquirido en 2012 por el que hoy disfrutan de una deducción por compra de vivienda de 682,94 euros cada uno (1.365,88 euros en total), la fórmula del PP les supondría un ahorro adicional de 2.282,82 euros a cada uno (4.565,64 euros extra para la pareja). Para dos personas que cobren 60.000 euros anuales y compartan una hipoteca de 300.000 euros, la deducción actual les supone 1.356 euros de ahorro anual a cada uno. La que propone el PP llegaría a  2.965 euros.

La deducción por compra de vivienda aún cuesta 1.000 millones anuales a las arcas públicas por las transacciones previas a 2013, si bien el monto irá decayendo según venzan dichas hipotecas. El coste de la medida del PP sería adicional y a costa de reducir “gasto improductivo”, exponen en el partido.

Normas