Iveco y CNH Industrial, condenados a pagar un 15% a Eulen por sobrecoste en la venta de sus camiones

La sentencia obliga a los fabricantes a pagar un sobreprecio del 15%, cuando hasta ahora en fallos similares se exigió un 5%

Un camión Iveco en la planta que el fabricante tiene en Madrid.
Un camión Iveco en la planta que el fabricante tiene en Madrid.

El juzgado de lo Mercantil Nº1 del País Vasco ha condenado a los fabricantes Iveco y CNH Industrial a pagar un 15% del valor de 17 camiones adquiridos por la compañía Eulen, que sufrió los sobreprecios de un cártel de fabricantes de camiones, que entre 1997 y 2011 pactaron el precio de venta de sus camiones en el Espacio Económico Europeo. En total, el juzgado sentencia que Iveco y CNH Industrial deberán pagar más de 200.000 euros por sobreprecios e intereses.

Este fallo, explican desde el bufete de abogados JLCasajuana a CincoDías, es muy relevante, ya que a pesar de que no es todo el dinero que estaban reclamando (pedían un 20,7% del valor del camión), la justicia ha reconocido por primera vez un sobreprecio del 15% en el valor de los camiones, cuando hasta ahora se había otorgado un 5% a los demandantes en otros fallos parecidos, tres veces menos. Esta resolución judicial puede apelarse.

“Estamos muy satisfechos de este criterio del juzgador. Creemos que es un gran espaldarazo para las reclamaciones de los compradores de camiones y para el criterio de cuantificación estadística contenido en el informe pericial que estamos utilizando en nuestras demandas”, dijeron en JLCasajuana. Las empresas implicadas en este cártel que pactó el precio de los camiones fueron MAN, Daimler, Fiat Chrysler, CNH Industrial, Iveco, Volvo, Renault Trucks, DAF y PACCAR.

La Comisión Europea multó en 2016 a estas compañías (excepto a MAN) a pagar 2.924 millones de euros, de los cuales el fabricante que más dinero tuvo que abonar fue Daimler, con 1.008 millones. La comisaria de Competencia, Margrethe Vestager aseguró, cuando se conoció la sanción de Bruselas, que “no es aceptable” que un grupo de empresas que, en conjunto fabrican nueve de cada diez camiones de peso medio y pesado en Europa, se unan para acordar los precios de venta “en lugar de hacerse la competencia”.

La decisión de Bruselas provocó que numerosas compañías y particulares afectados en toda Europa por el cártel decidiesen denunciar y pedir indemnizaciones.

Normas