La exmujer de Bezos se queda con el 4% de Amazon, valorado en 31.000 millones

Tras el acuerdo de divorcio, el fundador del gigante del comercio online ostentará un 12% de la compañía

jeff bezos divorcio
El fundador y consejero delegado de Amazon, Jeff Bezos, y su ya exesposa, MacKenzie.

Desde el momento en que saltó la noticia de que el fundador de Amazon, Jeff Bezos, se divorciaba de su esposa, MacKenzie Bezos, comenzaron los tanteos de cuánto se quedaría ésta tras la separación de bienes. Finalmente, según acaba de publicar la ya exesposa en Twitter, se quedará con un 4% de Amazon, que equivale a 35.000 millones de dólares (31.200 millones de euros) del 16% que poseía la pareja. Bezos, por su parte, ostentará un 12% de la titularidad del gigante del comercio electrónico a partir de ahora, es decir, alrededor de 106.800 millones de dólares (95.200 millones de euros), y todos los derechos de voto de las acciones de ambos. 

MacKenzie publicó un tuit en el que se confiesa "alegre" de haber finalizado ya el proceso de división de bienes correspondiente al divorcio. Un proceso que parece haberse hecho de mutuo acuerdo. La exmujer de empresario ha renunciado a su participación en el Washington Post, Blue Origin (la empresa de transporte aeroespacial fundada por Bezos) y el 75% de la participación conjunta que ambos poseían en Amazon. 

Al tuit de MacKenzie le ha seguido uno publicado por Bezos en el que agradecido a sus amigos, familia y sobre todo a su exmujer todo el apoyo que le han dado. 

Tras 25 años de matrimonio, el pasado mes de enero, la pareja anunció que ponía fin a la relación. "Tras un largo periodo de exploración del amor y separación de prueba, hemos decidido divorciarnos y continuar nuestras vidas compartidas como amigos", afirmó la pareja en una nota publicada en la cuenta de Twitter de Bezos. 

A pesar del divorcio, Bezos seguirá ostentando el puesto de hombre más rico del mundo según la lista Forbes. Hasta ahora contaba con un patrimonio de 124.700 millones de dólares (111.111 millones de euros) que, aunque se viera reducido por el acuerdo de divorcio, quedaría aún muy lejos de Bill Gates, en segundo lugar, con una fortuna de 96.500 millones de dólares (86.000 millones de euros).

Para Mackenzie, el divorcio la ha colocado en el tercer puesto de las mujeres más ricas del mundo, por detrás de Françoise Betancourt, nieta del fundador de L'Oreal, con un patrimonio de 49.300 millones de dólares (43.900 millones de euros) y Alice Walton, hija de Sam Walter, fundador de Walmart, con una fortuna de 44.400 millones de dólares (39.500 millones de euros).

Normas
Entra en El País para participar