La alianza entre Airbnb y la hotelera india Oyo da para una larga estancia

Jará más interesante la OPV de la primera y dará un empujón en EE UU a la segunda

Sede de Airbnb en San Francisco (California, EE UU).
Sede de Airbnb en San Francisco (California, EE UU).

Airbnb va a inyectar dinero en la cadena india de hoteles Oyo. Ambas están floreciendo en los dos mercados emergentes más grandes del mundo y por separado están pisando los talones de las principales multinacionales. Además, hará más interesante la OPV de 31.000 millones de dólares de Airbnb y dará a Oyo un empujón en EE UU, su mercado más grande y nuevo.

El cofundador y CEO de Airbnb, Brian Chesky, está en una ola de minicompras. Menos de un mes después de comprar el agregador de habitaciones con descuento HotelTonight, va a tomar una participación en Oyo, ya respaldada por SoftBank, Sequoia y la VTC china Didi Chuxing. La inversión de Airbnb es pequeña, de unos 200 millones según una fuente cercana, pero significativa.

Del mismo modo que Airbnb vale más que la capitalización bursátil de grandes nombres como Hilton e InterContinental, Oyo, con sede en Gurgaon y lanzada en 2013, está valorado en 5.000 millones de dólares y va camino de convertirse en la mayor marca de hoteles del mundo. Ya cuenta con 450.000 habitaciones repartidas en ocho países, frente a los 1,3 millones de Marriott, la cadena más grande del mundo.

Tanto Airbnb como Oyo se ven a sí mismos como herramienta de fortalecimiento económico para los empresarios de la hostelería Ahora se solapan en el descubrimiento y comercialización de habitaciones, pero mucho menos en el alojamiento que ofrecen.

Eso sugiere que una asociación tiene potencial. Airbnb puede garantizarse un suministro crucial en India, uno de sus mercados de más rápido crecimiento. Mientras que la plataforma vio un aumento del 65% en las llegadas al país desde el extranjero y un aumento de casi el 80% en el número de visitantes nacionales en 2018, los nuevos alojamientos no lograron mantener el ritmo, y crecieron algo más del 50%. Oyo puede ayudar a llenar el vacío con sus 10.000 casas y villas de lujo, la mayoría en India. A cambio, Oyo obtendrá visibilidad para su marca a medida que continúe su expansión en EE UU. Al unir sus fuerzas, ambos pueden prepararse para una estancia prolongada.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías

Normas