Los registradores descartan que España atraviese otra burbuja inmobiliaria

La compraventa de casas sube un 11,3% en 2018 hasta su cifra más alta en 10 años pero el tiempo medio de posesión sube a casi 15 años, el doble que en 2009

Vista de un escaparate de una inmobiliaria en Madrid.
Vista de un escaparate de una inmobiliaria en Madrid.

La compraventa de vivienda se elevó un 11,3% interanual en 2018 hasta las 516.680 transacciones, la cifra más alta de los últimos 10 años, según recoge el Anuario de la Estadística Registral Inmobiliaria, presentado este lunes por el Colegio de Registradores. A su vez, el número de hipotecas concedidas se elevó en un porcentaje similar, hasta los 346.366 créditos mientras que la cuantía media sellada por españoles fue de 124.333 euros, un 3,8% frente al dato de 2018.

Ante estas cifras, el director de relaciones institucionales del Colegio de Registradores de España, Fernando Acedo-Rico Henning, aseveró que “en ningún caso” España está atravesando por ningún tipo de burbuja inmobiliaria. Según el anuario, el 82,5% de las operaciones de compra fueron sobre vivienda usada, mientras que otro 15,8% se destinaron a vivienda nueva libre y otro 1,7% a la nueva protegida. Esto “no ocurría ni mucho menos durante el boom”, subrayó Acedo-Rico Henning, según recoge Europa Press, aseverando que “el mercado volverá estar más sano cuando la vivienda nueva vaya aumentando, ya que esto implicará que el crecimiento no sea tan asimétrico”.

Otro dato llamativo que ilustra las diferencias del mercado inmobiliario actual con el de los años del boom, es el del tiempo medio de posesión durante el que los propietarios son dueños de cada vivienda. La cifra se elevó en 2018 hasta los 14 años y ocho meses. Un periodo que, aunque puede sorprender por lo bajo de la cifra, es el más alto de la serie histórica y duplica ya el mínimo que se tocó en 2009, cuando se situaba en siete años y cuatro meses. El cambio de paradigma indica que las operaciones especulativas han caído con fuerza en pos de compras destinadas a habitar las viviendas adquiridas a largo plazo.

Además, el documento de los registradores también revela que el 87,8% de los compradores fueron familias y el resto empresas, que llegaron a ser responsables del 22% de las transacciones en 2013.

Finalmente, el anuario destaca que la cuota hipotecaria media fue de 568,4 euros al mes, un 4,5% más que el año anterior pero lejos de los 800 euros de 2008, lo que también diferencia un periodo de otro. Por entonces, además, la cuota suponía de media el 50% del salario mensual, frente al 29,7% actual, si bien en regiones como Baleares la cifra es hoy del 45%, mientras que en Madrid es del 35% o en Cataluña del 33%.

Normas