Transporte urbano

Madrid planea aprobar hoy el taxi compartido y la tarifa prefijada bajo precontratación

Valencia da dos meses de moratoria para aplicar los 15 minutos a los VTC. El registro público de estos vehículos a nivel nacional empezó ayer

Varios taxis circulando por Madrid.
Varios taxis circulando por Madrid.

El taxi compartido está a punto de ser una realidad en la Comunidad de Madrid. El Gobierno regional planea aprobar este martes el nuevo reglamento del taxi, que incluye esta novedad, al igual que la tarifa prefija, siempre bajo precontratación.

Desde el ejecutivo que preside Ángel Garrido llevan tiempo defendiendo que estas medidas responden a los cambios que se han producido en los últimos años en el transporte urbano. Según dieron a conocer el pasado febrero, el nuevo reglamento, que modificará el actual de 2005, señala que, al existir medios tecnológicos que permiten garantizar los derechos de los usuarios, se establece la posibilidad de que “los servicios previamente contratados puedan ser realizados con contratación por plaza y pago individual”. Igualmente, en ellos las tarifas “tendrán el carácter de máximas de forma que el usuario podrá conocer el precio del servicio antes de su realización”.

El nuevo reglamento también establecerá que los ayuntamientos puedan poner en marcha planes de amortización de licencias para adaptar la oferta y la demanda, y castigará a quienes arrienden o cedan su licencia a empresas para explotarla. Hacerlo será motivo de extinción de la licencias.

Si la aprobación se produce, como está prevista, coincidirá con la entrada en vigor del decreto que regula el sector de los VTC en Valencia, tras su publicación ayer en el Diario Oficial de la Comunidad. Aunque dicho decreto, aprobado el pasado viernes (está pendiente de su convalidación en la diputación permanente de las Cortes autonómicas), establece como en Cataluña un tiempo mínimo de precontratación de estos vehículos de 15 minutos, la Comunidad Valenciana ha dado una moratoria de dos meses para que los VTC comiencen a contratarse en la región con dicha antelación. Dicho plazo comienza a contar desde hoy.

Esta moratoria tiene como finalidad facilitar un periodo transitorio para que las empresas desplieguen las medidas técnicas adecuadas para su aplicación, informó Europa Press. La norma valenciana establece también, entre sus medidas, que cada vez que las empresas VTC sustituyan uno de sus vehículos deberá adquirir un coche eléctrico o que utilicen otras fuentes de energía sostenibles. Cabify dijo ayer que apuesta por seguir operando en Valencia, pese a considerar que la nueva regulación “no es adecuada”.

También desde este lunes, las empresas VTC están obligadas a notificar todos sus viajes a un registro online de Fomento. Sin embargo, este ministerio dijo ayer que no empezará a multar por irregularidades en esta información hasta el 1 de junio.

Normas