Desmontando el mito de que los autónomos no enferman

Falta un análisis real de la situación que viven los profesionales por cuenta propia en el día a día, para valorar con certeza la siniestralidad y bajas del colectivo, según denuncia CIAE.

autónomos siniestralidad laboral

En España existe la creencia de que los autónomos nunca enferman. Desde la Confederación Intersectorial de Autónomos del Estado Español (CIAE) han señalado algunos de los factores que conducen hacia este mito.

Trabajar como autónomos, aseguran, implica pasar muchas horas en solitario, "sin redes de apoyo en el ámbito local", sin ayuda externa y con una pesada responsabilidad. Esto genera una situación que a menudo desborda al autónomo y que no es fácil de gestionar.

Las carencias en las coberturas sociales de los autónomos casi que obligan a los trabajadores por cuenta propia a no enfermar, o al menos a forzar la recuperación, según reclaman desde los colectivos de autónomos desde hace décadas.

Sin embargo, los datos oficiales sobre siniestralidad laboral y condiciones de trabajo señalan que un 2,5% de los autónomos sufre un accidente grave frente al 1% de esta tasa en el caso de los trabajadores asalariados. Por lo tanto, los autónomos están más expuestos.

Los trabajadores autónomos dedican una media de 8,2 horas más a la semana que los trabajadores por cuenta ajena, y por ello el 44% de los autónomos declara sentirse exhausto al final de la jornada.

Otro factor con el que tienen que lidiar los autónomos es la inestabilidad económica, algo causado por la dificultad de acceso a recursos financieros, humanos y técnicos, así como la falta de tiempo para reciclarse profesionalmente y actualizarse o por la grave morosidad causada por los elevados plazos de pago de algunos clientes,

"Tampoco hay que obviar la incertidumbre que provoca la precariedad social en situaciones de paro, jubilación y enfermedad, el estrés o la desprotección del patrimonio privado", argumentan desde CIAE.

"Este cuadro real de circunstancias lastra su competitividad y en muchos casos les exige la realización de un sobresfuerzo para mantenerse a flote, aguantando contra las cuerdas, dando una falsa impresión de que son de otra pasta o que gozan de una formidable salud de hierro", puntualizan.

Desde esta organización se insta a la Administración a tomar nota de los datos que ella misma publica en materia de salud de los trabajadores autónomos, "para que la enfermedad y el agotamiento den parámetros más bajos" en el mercado del emprendimiento.

Normas