La CNMV obliga a las gestoras a detallar “cuanto antes” todas las comisiones de sus fondos

Deberán mandar un informe a sus clientes explicándoles cuánto dinero están pagando

CNMV gestoras españolas pulsa en la foto

Las gestoras españolas van a tener que hacer un strep tease integral para sus clientes. La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) está pidiendo a todas las empresas de servicios financieros que manden a su clientela, “lo antes posible”, un desglose con todas las comisiones y gastos que les aplican.

Hasta ahora, el dinero que se pagaba por tener un fondo de inversión no era muy evidente. La gestora aplicaba un 1% o un 2% y lo cobra directamente del patrimonio del fondo. Así, en lugar de tener una rentabilidad anual del 5%, el cliente solo veía que había ganado un 4% o un 3%, pero no tenía que hacer un pago explícito. A partir de ahora los clientes van a ser mucho más conscientes de lo que están pagando.

Con la nueva normativa sobre productos financieros (originada en la directiva europea Mifid 2, que entró en vigor el año pasado), los que gestionan el dinero de otros tienen muchas más obligaciones de transparencia.

En concreto, tienen que remitir a sus clientes un informe anual donde se explique con todo detalle cuánto están pagando. En ese documento, que algunas firmas ya están enviando, se debe explicar la cifra absoluta que ha cobrado la gestora, no solo el porcentaje.

“Mucha gente se va a llevar una sorpresa. No es lo mismo que te digan que pagas un 1,7% a que veas que estás pagando a tu gestora 1.700 euros cada año. Sobre todo cuando en 2018 perdiste dinero”, explica gráficamente Unai Ansejo, consejero delegado de Indexa Capital.

La gran diferencia respecto al régimen anterior es que, además de tener que poner el dato absoluto, la gestora se va a ver obligada a informar sobre este aspecto en un documento específico. No vale con que se incluyan los gastos en un documento genérico sobre la evolución de las inversiones y la cartera del producto, sino que debe remitirse la información de forma independiente.

Dentro de este nuevo régimen, las gestoras tendrán que recoger en ese documento todos los cargos que aplican al cliente, de forma directa o indirecta. Hasta ahora, los folletos de fondos de inversión básicamente hablaban de la comisión de gestión (que cobra la gestora) y la de custodia (que cobra el banco encargado de la depositaría del fondo). Sin embargo, otras comisiones por éxito, por reembolso anticipado o cierto tipo de gastos no solían explicarse adecuadamente al cliente.

“Con Mifid 2 las empresas que prestan servicios de inversión tendrán que informar a sus clientes de todos los costes y gastos de los instrumentos financieros y de los servicios que presten tanto con carácter previo a la prestación del servicio como con carácter posterior”, recuerdan desde la CNMV.

En lo que respecta a la información sobre todos los costes que los clientes han pagado ésta debe remitirse “al menos con carácter anual”. Se ofrecerá de forma agregada y el cliente podrá solicitar un desglose.

Lo que pagan los clientes por su fondo de inversión es muy variable. En los productos más seguros, los fondos monetarios (que invierten en depósitos y en bonos a muy corto plazo), las comisiones pueden ser del 0,3%. En cambio, en los productos con más riesgo, aquellos que invierten en Bolsa, la comisión puede llegar al 2,5%.

De acuerdo con un reciente estudio de la firma de análisis Morningstar, los fondos europeos de Bolsa presentan unos costes totales, por término medio, del 1,9%. En los fondos de renta fija es del 1,09%. En el caso de los fondos españoles, las costes medios son algo superiores.

“Este ejercicio de transparencia que van a tener que hacer las gestoras va a hacer que a muchos cliente se les caiga la venda de los ojos, y va a acabar generando una guerra de precios”, augura el presidente de una gestora de valores que asesora más de 1.000 millones de euros de patrimonio.

Uno de los arietes de esta nueva presión competitiva serán los fondos indexados. Se trata de vehículos que no tienen una política de inversión activa, sino que replican la evolución de un índice bursátil, como el Ibex o el Nasdaq. En España, solo hay 1.300 millones en este tipo de fondos (el 3,4% del total), pero su crecimiento está siendo exponencial gracias a que presentan comisiones de entre el 0,2% (renta fija) y el 0,33% (renta variable).

Normas