El carro que aligera el trabajo de las ‘kellys’

Spring Hotels promueve Carbot, un vehículo motorizado con sistema de voz

El carro que aligera el trabajo de las ‘kellys’

Empujan a diario carros repletos de lencería, productos de aseo y de limpieza, así como recambios para el minibar. Más de 60 kilos de peso que han de conducir por estrechos pasillos y de piso en piso. Esta actividad forma parte del trabajo diario de las camareras de piso, conocidas como las kellys (las que limpian), de las que, según los sindicatos, hay en España unas 100.000, entre el 20% y el 40% de la plantilla de un hotel, y que hace dos años denunciaron públicamente las condiciones laborales en las que trabajan. Hasta fueron recibidas el año pasado en Moncloa por el entonces presidente del Gobierno Mariano Rajoy, quien escuchó con detalle las reivindicaciones de estas trabajadoras, entre ellas, la del deterioro físico con el que llegan a la edad de jubilación, sobre todo con enfermedades musculares, como artrosis, hernias discales o dolores de espalda, que sufren debido al trabajo que desarrollan a diario.

Para aliviarlo, la cadena Spring Hotels, que cuenta con tres establecimientos en Tenerife, decidió dar un paso más dentro de un programa de mejora en las condiciones de trabajo del departamento de pisos, y decidió apostar, además de por un plan formativo de ejercicios y de hábitos posturales, por la innovación y la tecnología. “Habíamos invertido mucho en marketing digital, pero pensamos que el área de pisos no había evolucionado y que la metodología que se empleaba era similar a la de hacía años. Teníamos que acometer cambios para mejorar el día a día de nuestro personal, y pensamos que renovar el carro era fundamental”, explica Miguel Villarroya, director general de la cadena hotelera, que pone énfasis en la formación impartida para que la limpieza de la habitación se realice de manera más óptima y la salud de sus empleadas no se deteriore.

Con una inversión de 300.000 euros, la cadena encargó a Trend Robotics, empresa que se dedica al desarrollo de tecnología social, el desarrollo del prototipo de un carro, bautizado como Carbot, motorizado multidireccional, compuesto por un sistema de giro motorizado que facilita su manejo a través de un simple joystick. “Facilita sobre todo su conducción, porque no pesa nada y aguanta hasta 160 kilos”, señala la gerente de la firma, Ana García, ilusionada porque el proyecto, en el que han invertido seis meses de trabajo, acaba de recibir un premio de innovación en Tenerife.

Quien ya lo ha probado sobre el terreno es Ana Brito, gobernanta del Arona Gran Hotel, quien afirma que ya no tienen que arrastrar peso ni hacer esfuerzo porque va solo y se desliza por todo tipo de suelos, desde moquetas a madera o mármol, “e incluso el mismo carro te obliga a ir recta”. Los tres hoteles de la cadena Spring dispondrán de 20 carros, que cuentan además con un sistema de voz que permite a la camarera de piso comunicarse con la recepción para informar de que la habitación está disponible para el cliente o que es necesario reparar cualquier tipo de avería. “Favorece la comunicación entre los departamentos del hotel, agiliza el trabajo, beneficia al colectivo que estaba en peores condiciones y todo esto repercute en el servicio que se presta al cliente. Es una revolución para la industria hotelera”, asegura Villarroy.

Normas