Líderes conservadores y cada vez más británicos se rebelan contra May

Algunos diputados aseguran que apoyarán el acuerdo de Bruselas si la 'premier' abandona Downing Street

Brexit salida may
La primera ministra británica, Theresa May.

La primera ministra británica, Theresa May, necesita el apoyo de su Parlamento para que Bruselas prorrogue el Brexit más allá del 12 de abril. Y, por el momento, no lo tiene por lo que la votación al acuerdo por tercera vez parece estar descartada. 

Pero la realidad es que lo que podría estar en juego no es la aprobación de un documento, si no el liderazgo de la propia premier. Varios medios británicos publicaban este domingo que dentro del partido Conservador, varios ministros y líderes tories estarían dispuestos a apoyar un golpe contra ella en el Consejo que se celebra este lunes en Westminster. El objetivo sería sustituirla por su actual jefe de Gabinete, David Lidington. Así, el Parlamento votaría a favor del actual acuerdo de salida y obtendría la prórroga del Brexit prometida por Bruselas hasta el 22 de mayo, un periodo en el que confían que haya nuevas y mejores negociaciones con Europa.

May se ha reunido a lo largo de este domingo con varios diputados en su casa de campo para discutir la estrategia a llevar a cabo y conocer si cuenta con el suficiente apoyo para que el acuerdo de Bruselas salga adelante esta semana, según ha informado un portavoz de Downing Street. En esta reunión, según informa Reuters citando a Buzzfeed, May habría sido informada de que "para sacar adelante el acuerdo, ella debe anunciar su fecha de salida de Downing Street con el objetivo de asegurarse que el siguiente paso de las negociaciones es liderado por otras persona".

Sin embargo, Lidington parece no ser el futuro sustituto de May, si finalmente se produce su salida, o al menos no está dispuesto a ocupar el cargo, según ha afirmado. "No tengo ningún interés en asumir el cargo de primer ministro. Creo que ella está haciendo un trabajo fantástico", subrayó a los periodistas que le esperaban en la puerta de su casa. "Una de las cosas que provoca trabajar junto al primer ministro es que acaba con cualquier ambición de querer llevar a cabo esta tarea", explicó.

Otro de los posibles candidatos, Michael Gove, secretario de medio ambiente, también ha mostrado su apoyo a la líder británica. "Creo que no es el momento de cambiar el capitán del barco. Pienso que lo que necesitamos hacer es trazar el camino correcto a seguir asegurándonos que tenemos un acuerdo que honre al mandato del referéndum", declaró. 

Por otra parte, el actual ministro de Economía británico, Philip Hammond, ha subrayado en una entrevista que la sustitución de May no ayudaría a Reino Unido. Hammond considera que la mejor forma de avanzar sería que el Parlamento apoyara el acuerdo de May, y si los diputados no lo hacen, deberán entonces intentar encontrar una forma de acabar con el bloqueo. "Soy realista en el sentido de que es posible que no podamos conseguir una mayoría para el acuerdo de la primera ministra sobre el Brexit y si este es el caso, el Parlamento no tendrá que expresar contra lo que se opone, sino qué está dispuesto a hacer", explicó. 

Sin embargo, Hammon no ha descartado la celebración de un segundo referéndum, solicitada el sábado por cientos de miles de británicos que se manifestaron en el centro de Londres, como solución al bloqueo actual: "Es una propuesta perfectamente coherente" que "merece ser considerada", aunque no está seguro de que haya una mayoría en el Parlamento que lo apoye. Asimismo, Hammond aseguró que el Parlamento tendrá esta semana la oportunidad de decidir “de un modo u otro” el Brexit que quiere, pero que una salida sin acuerdo sería una “catástrofe económica”.

Normas