Blogs por ESADE Business & Law School
Gestión empresarial

Dinosaurios, startups e innovación abierta

Cómo evitar la extinción

Dinosaurios, startups e innovación abierta

Paseando por el campus de Google en Moutain View (California, US) es inevitable sorprenderse con el esqueleto fósil de un Tyrannosaurus Rex de más de 10 metros de longitud. La curiosa mascota responde al nombre de Stan, en homenaje al creador de los superhéroes de Marvel Stan Lee, y vigila las instalaciones del gigante tecnológico. Pero no se trata de una excentricidad más de Sillicon Valley, sino que responde a un objetivo muy concreto.

Stan nos recuerda que incluso los dinosaurios, estos vertebrados terrestres que dominaban el planeta Tierra hace 100 millones de años, se extinguieron debido a su incapacidad de adaptarse a los cambios del entorno causados por el impacto de un meteorito que modificó las condiciones vitales de la Tierra. El fósil es un mensaje alto y claro para todos los empleados de Google: a pesar de ser una de las empresas más potentes del mundo, su existencia en el futuro no está garantizada.

Y es que la historia reciente está repleta de dinosaurios extinguidos o en vías de extinción como Blockbuster, Nokia o BlackBerry. La multinacional americana Kodak, conocida por sus grandes innovaciones en las películas de revelado de fotografías, desarrolló en 1975 la primera cámara digital, obteniendo la primera patente para esta tecnología. Unos años después, en una histórica reunión de estrategia, los directivos de la compañía decidieron no entrar en el mercado digital porque consideraron “improbable que la gente prefiera ver sus memorias a través de pantallas antes que en papel”.

Por evidente que parezca en retrospectiva, no siempre es fácil predecir cuándo llegará tu meteorito

 

Quiero buscar oportunidades ¿Pero qué busco? Todas las empresas tienen hoy en día la lección aprendida: para innovar es necesario estar abierto al exterior para identificar nuevas oportunidades y tecnologías que están cambiando las reglas del juego. Pero el problema aparece a la hora de diseñar e implementar los modelos de relación con emprendedores y startups.

Podemos identificar distintos objetivos de las estrategias de open innovation y corporate venturing:

  • Solucionar un reto específico de tu compañía.
  • Descubrir modelos disruptivos que inspiren a tu negocio.
  • Identificar nuevas oportunidades y tendencias de tu sector.
  • Invertir en empresas que puedan aprovechar tu expertise.
  • Invertir en empresas de las que ser cliente preferente.
  • Adquisición de empresas como una nueva línea de negocio.

Para dar respuesta a los distintos objetivos desde ESADE BAN, la red de inversores privados de la escuela de negocios, hemos desarrollado un servicio personalizado para empresas con estrategias de open innovation. La red recibe y analiza más de 500 startups al año en busca de financiación o partners estratégicos, las cuales pueden ser filtradas de forma personalizada según sector, tecnología o intereses específicos de cada compañía.

Con el objetivo de acercar las nuevas tendencias a las empresas también se organizó con éxito la 1ª Edición del ESADE Alumni Real Estate Innovation Challenge con más de 40 proyectos innovadores que proponían una solución para un reto del sector inmobiliario.

¿Qué retorno esperar?

Sea cual sea la relación de la empresa corporate con la startup (concursos, partnerships estratégicos, corporate venturing, adquisición…) el objetivo a largo plazo de la compañía es incorporar nuevos modelos de negocio, activar una nueva tecnología o desarrollar una nueva línea de productos o servicios que genere ingresos. De todas formas, entre las compañías más exitosas dentro del ámbito de la innovación podemos observar un factor común: la puesta en valor los beneficios intangibles derivados de la relación con startups. A pesar de ser más difícil de cuantificar, la innovación abierta comporta una serie de beneficios para toda la organización capaces de transformar algo más valioso que la cuenta de resultados: la cultura de la empresa.

Por definición, el sector del Venture Capital es un juego de 'alto riesgo - alto retorno'. Para una gran compañía establecida, tener una estrategia de corporate venturing bien definida le permite beneficiarse de una estructura a través de la cual poder asumir riesgos altos y explorar así oportunidades que con una organización rígida convencional le sería imposible. Por otro lado, las empresas que invierten en proyectos innovadores participan de un aprendizaje colectivo de la organización en todos los niveles y de forma transversal. Además, estos corporates se convierten en un player más del ecosistema de innovación dónde también desarrollan relaciones con fondos de Venture Capital, incubadoras, universidades, centros tecnológicos y entidades públicas, multiplicando de esta forma la generación de nuevas oportunidades.

En definitiva, la innovación abierta desarrolla una serie de herramientas y mecanismos que permiten a las grandes empresas estar conectadas a las últimas novedades de mercado y así dejar de ser dinosaurios. Y es en que en plena era de la convergencia, con el auge de tecnologías como la inteligencia artificial, blockchain y computación cuántica estamos en plena lluvia de asteroides.

 

 

Normas