Madrid prohibirá el 95% de los pisos turísticos en el centro de la ciudad

Obligará a que tengan acceso independiente de la calle y exigirá una licencia de actividad si se alquilan más de 90 días.

pisos turisticos madrid
Turistas en el centro de Madrid.

La Comisión de Urbanismo del Ayuntamiento de Madrid dio luz verde esta mañana al Plan Especial de Hospedaje (PEH), con los votos favorables de Ahora Madrid y PSOE y los contrarios de PP y Ciudadanos, que prohibirá de facto la práctica totalidad de los pisos de alquiler para turistas en el centro de Madrid. El plan, que se aprobó el pasado 26 de junio, recibió un gran número de alegaciones por parte de los propietarios, a través de las plataformas que alojan sus anuncios como Airbnb, Home Away o Rentalia, y de los empresarios, representados a través de la Asociación de Gestores de Viviendas de Uso Turístico (Asotur). Todas ellas han caído en saco roto, toda vez que el texto aprobado apenas ha sufrido modificaciones respecto al original.

El plan, que entrará en vigor la semana que viene, una vez que se aprueba en votación en el pleno municipal, establece la obligatoriedad de que todos los pisos que se alquilen para turistas cuenten con un acceso independiente a la calle y además con una licencia de actividad para aquellos que alquilen sus casas por un período superior de 90 días. El delegado de Desarrollo Urbano Sostenible de Madrid, José Manuel Calvo, consideró que el plan afectará al 95% de las viviendas de uso turístico. “Sí es un plan que tiene una clara vocación de limitar y restringir la implantación de estos pisos por los problemas que genera de convivencia, de problemas en el edificio, de protestas vecinales y también de incompatibilidad de una actividad que es terciaria con la actividad residencial”, recalcó.

Almudena Ucha, presidenta de la Asociación Española de Plataformas Digitales de Alquiler Temporal (PAT), que engloba a Home Away, Rentalia, Niumba y Spain-Holiday.com, recalca que lo que más le incomoda del plan es que la oferta legal que existe la transforma en ilegal. “Hay 9.000 viviendas turísticas en Madrid que cumplen con los requisitos que marca el gobierno autonómico, el competente en materia turística, y el Ayuntamiento de Madrid ilegaliza el 95% de esas viviendas, al obligar a que tengan acceso independiente a la calle”, recalca.

Normas