Disney cierra la compra de 21st Century Fox para hacer frente a Netflix

La fusión allana el camino para el lanzamiento del servicio de suscripción de Disney, Disney+

Disney+
Panel de The Walt Disney AP

Disney ha anunciado el cierre de la compra de 21st Century Fox, la división de entretenimiento de Fox, por 71.300 millones de dólares tras haber recibido en las últimas semanas luz verde de los reguladores de varios países y después de dos años de negociaciones y proceso. Se trata de uno de los mayores acuerdos en la historia de Hollywood. Disney ya era el gran dominador de Hollywood antes de la compra gracias a exitosas marcas como Lucasfilm, Pixar o Marvel, pero el aumento de su catálogo dará un impulso al lanzamiento en 2019 del servicio de suscripción de Disney, Disney+, con el que pretende hacer frente al fuerte crecimiento de Netflix. 

Disney adquiere así los principales activos  con los derechos de títulos como X-Men, Vengadores, Cuatro Fantásticos, Avatar, Alien, Depredator, El Planeta de los simios, Avatar o Capitán Calzoncillos y series de televisión como Los Simpson, Padre de Familia, Modern Family o Expediente X. Todas estas producciones en la pequeña y la gran pantalla, unidas al catálogo familiar y animado de Disney, podrían ser una baza clave del grupo para atraer al público en su inminente batalla frente a líderes del streaming como Netflix. 

Disney toma el control, entre otros, del estudio 20th Century Fox, que fue una de las "majors" de Hollywood, los canales FX y National Geographic o el 30 % del servicio de suscripción Hulu, con lo que alcanzará el 60 % de la plataforma. 

Los accionistas de Disney y Fox aprobaron el acuerdo en julio de 2018, pero la aprobación definitiva tuvo que esperar tras la conformidad al acuerdo de los reguladores de México. Con el acuerdo, finalmente, cerrado, Fox se une a otros estudios como Pixar, Marvel y Lucasfilm, todos ya bajo la propiedad de The Walt Disney Company.

Inicialmente, en diciembre de 2017, Disney propuso la compra de las acciones de Fox por 52.400 millones de dólares. Pese a recibir el visto bueno del Departamento de Justicia, que comprobó que no se incumpliesen las leyes antimonopolio, la cifra aumentó a los 71.000 millones de dólares después de que Comcast, el conglomerado más importante de Estados Unidos y al cual pertenece Universal Studios, hiciese una contraoferta, que provocó que la Disney subiera su oferta para superar la cifra.

"La combinación de la riqueza de contenido creativo y talento comprobado de Disney y 21st Century Fox crea a la compañía de entretenimiento global preeminente, bien posicionada para liderar en una era increíblemente dinámica y transformadora", dijo en un comunicado el consejero delegado de Disney, Bob Iger.

 Despidos

La compañía de Iger ha prometido a los accionistas un ahorro de 2.000 millones de dólares hasta 2021, lo que provocará un despido masivo que, según algunas estimaciones, afectará a 4.000 trabajadores. Con la adquisición, Disney absorbe 15.400 trabajadores de 21st Century Fox.

Pese a la venta de la división de entretenimiento, el hasta ahora propietario del imperio Fox, el magnate Rupert Murdoch, mantendrá la propiedad de Fox News y de Fox Sports 1 (FS1), agrupados bajo Fox Corporation, enfocada en noticias y deportes.

Normas