Energía

Erias renuncia al 40% de su finiquito pero deja a Mibgas al borde de la quiebra

El consejo acuerda pagarle 850.000 euros, por lo que el hub de gas registrará pérdidas este año y el próximo

Mibgas pulsa en la foto

El escándalo sobre el blindaje del expresidente de Mibgas, Antonio Erias, quien reclamaba una indemnización de 1,4 millones de euros, equivalente a casi la mitad de los ingresos de la sociedad regulada, ha terminado en un acuerdo casi forzoso. En una reciente reunión del consejo de administración del hub español de gas, que se sostiene económicamente con una retribución que recibe del sistema del gas, esto es, de los peajes de la factura de los consumidores, previo acuerdo con el afectado, acordó pagarle un 60% del blindaje que figuraba en su contrato, 840.000 euros.

Ese era el límite a partir del cual la sociedad habría entrado en quiebra y se habría visto obligada a endeudarse. De hecho, según fuentes empresariales, Mibgas arrastrará perdidas durante los próximos dos ejercicios “como consecuencia de una indemnización más que desproporcionada”, según fuentes empresariales.

Antonio Erias, exdiputado del Partido Popular por La Coruña y hombre de confianza de Mariano Rajoy, fue nombrado presidente del operador del mercado secundario del gas tras su creación, en 2015, y fue cesado en una junta extraordinaria a finales de enero. A Erias le ha sustituido Raúl Yunta, experto del sector y hasta ese momento subdirector de gas de la CNMC. En su caso, la remuneración se ha reducido considerablemente, según fuentes conocedoras.

Tras el relevo en la presidencia, los accionistas Mibgas, sociedad controlada por ley por el operador del mercado eléctrico, Omel (con un 33,1%, y en el que participan Enagás (con un 13%), las portuguesas Omip (10%) y REN (6,7%) y otros 17 accionistas, la mayoría empresas energéticas, optó por una solución negociada. Pese a las advertencias de la CNMC de que no aceptará que el finiquito de Erias se pague con la retribución que reciben de los consumidores de gas, el consejo de administración también rechazó que el desembolso se sustanciase mediante una ampliación de capital social.

Los accionistas privados, entre los que figuran las grandes petroleras (Repsol, Cepsa y Galp) y las empresas eléctricas (Endesa, Iberdrola, Naturgy, EDP y Viesgo) y gasísticas (como Redexis) y otros no energñeticos (entre ellos, BNP Parias o AFI) siticas se negaron a aceptar una ampliación alegando que el de Erias había sido un nombramiento del Gobierno, concretamente, a propuesta del exministro de Energía Álvaro Nadal. Y que ellas, que no pueden superar el 2% del capital, no tienen poder de decisión.

Por otro lado, a la compañía, con apenas 14 empleados, no le interesaba mantener durante dos o tres años la espada de Damocles del pleito con el que había amenazado el propio Erias, ya que en su contrato figuraba una indemnización que, entre distintos conceptos, ascendía a los citados 1,4 millones.

 

El 6,9% de la demanda

Mibgas es el operador del mercado organizado del gas en la península y su funcionamiento es similar al del resto de hub europeos. Mibgas es una sociedad regulada (el Ministrio de Transición ecológica debe elaborar una metodología) que actúa como plataforma para la negociación en el mercado spot y para la gestión de garantías del sistema del gas. Cuenta también con una plataforma, a riesgo, para negociar a largo plazo. MIbgas es accionista mayoritario del broker Iberia Hub Gas (IHB) con sede en Bilbao.

Este mercado cuenta con 82 agentes dados de alta (comercializadoras) que, el año pasado, negciaron 243 TWh, un 6,9% de la demanda y 77.000 transacciones.

Normas