El Instituto de Salud Mental de la Abogacía (ISMA) se constituirá en fundación

La organización ha iniciado los contactos para constituir su patronato

Manel Atserias, presidente del ISMA, en un acto en Palma de Mallorca.
Manel Atserias, presidente del ISMA, en un acto en Palma de Mallorca.

El Instituto de Salud Mental de la Abogacía (ISMA) ha dado los primeros pasos para constituirse en fundación. Según ha informado su presidente, la organización ha iniciado una campaña para obtener la financiación previa necesaria y también los contactos para constituir su patronato. El objetivo, tal y como subraya el presidente del ISMA, Manel Atserias, es "trabajar por el bienestar de los profesionales legales, los opositores y opositoras que quieran ejercer una profesión jurídica y los estudiantes de Derecho".

Atserias explica que la intención es involucrar en el patronato a personas y organizaciones del ámbito sanitario, "en especial, el de la psicología y la psiquiatría", y del empresarial. "En relación con el sector sanitario, necesitamos su apoyo institucional porque ellos son los expertos en salud mental y nos pueden ayudar en la realización y homologación de una formación que queremos llevar a cabo en el sector jurídico; la International Mental Health First Aid". En su opinión, es "fundamental" que los responsables de recursos humanos de los bufetes y los abogados o personal que desempeña labores de gestión "tengan unas nociones mínimas de salud mental e inteligencia emocional con el fin de poder ser un primer apoyo para el profesional, y así reducir el estigma que hay en salud mental". En este sentido, el ISMA está promoviendo lo que denomina Movimiento del Bienestar de la Abogacía ("el MBA social").

Para consolidar su ambicioso proyecto, Asterias ha suscrito alianzas con organizaciones de Estados Unidos, Reino Unido y Australia. En el ámbito anglosajón, la preocupación por el bienestar de los profesionales del sector legal camina varios pasos por delante, por lo que ellos "nos proporcionan una información muy valiosa sobre cómo debemos proceder aquí", asevera el presidente del ISMA, quien además reprocha que "no deja de ser curioso que la primera abogacía institucional que nos ha apoyado desde un principio es la extranjera". Se refiere a su participación y la de su vicepresidente, Tomás Gabriel García Micó, en el 12 Congreso de la Abogacía Joven de Inglaterra y Gales (Junior Lawyers Division of the Law Society of England and Wales).

Crowdfunding

Con relación al sector empresarial, la organización está acercándose a medianas y grandes empresas, intentando que sus asesorías jurídicas internas tomen conciencia de la importancia de contratar los servicios legales con aquel despacho que cumple determinados estándares de bienestar. "De ahí viene el Índice de Bienestar de la Abogacía Española (IBAE), el cual tendremos la oportunidad de presentar en el Congreso de la Abogacía Española". El objetivo es que el IBAE se convierta en una "herramienta útil para incentivar el cumplimiento de determinadas políticas de bienestar: desconexión digital, paridad en la sociatura, comité de bienestar, campañas de sensibilización en salud mental y protocolos antiacoso, entre otros elementos". Desde el ISMA se ofrecen a colaborar con las firmas para implementar estas medidas y, seguidamente, reconocer su compromiso "en pro del bienestar de la abogacía".

En paralelo, el ISMA prepara una campaña de crowdfunding para poder financiar la Fundación. El instituto no renuncia a las aportaciones que puedan provenir de particulares u organizaciones, pero considera que esta vía de financiación puede ser de gran apoyo.

Por último, entre los objetivos a corto y medio plazo, Atserias señala la implementación del Programa de Atención Integral de la Abogacía, "siguiendo el modelo de éxito del Programa de Atención Integral al Médico Enfermo que puso en funcionamiento el Consejo de Colegio de Médicos de Cataluña en 1998", que velaría por el bienestar y la salud de los abogados y el resto de profesiones jurídicas.

Normas