Los abogados exigen más atención ante el riesgo de sufrir trastornos mentales

La sobrecarga de trabajo es la primera causa de estas patologías

La ansiedad y el estrés son sus manifestaciones más extendidas

Fuente: Iberian Lawyer
Fuente: Iberian Lawyer CINCO DÍAS

El estrés, la depresión e incluso el suicidio son problemas de salud mental más habituales de lo que parece en la abogacía, o al menos eso se desprende una encuesta elaborada por la revista Iberian Lawyers. El cuestionario, realizado a través de la red a los abogados de grandes despachos de España y Portugal en marzo y abril de este año, fue contestado por 66 de ellos, que insistieron en la necesidad de poner más medios para atajar la presencia de estas patologías entre los profesionales.

El primer dato destaca­do es que el 80% de los encuestados considera que las soluciones deben partir de la propia profesión, que "no está haciendo lo suficiente para abordar este problema". Y es que, en opinión de los participantes en el estudio, se trata de un tema al que no se le está dando la importancia que merece, ya que afecta a gran parte del colectivo: ocho de cada diez encuestados manifestaron que tenían o conocían algún colega que padecía o había padecido problemas de salud mental a lo largo de su carrera. Además, advirtieron de que este tipo de trastornos en ocasiones puede llegar a tener graves consecuencias, como profundas depresiones e, incluso, resultados fatales como el suicidio.

Para enfrentarse a estos problemas de salud mental la detección es primordial; es decir, conocer sus distintas manifestaciones. La ansiedad y el estrés son los síntomas más repetidos por los participantes en la encuesta, el 79%, seguidos de la depresión, con un 65% de incidencia. En tercer lugar, el 27% de los encuestados hizo referencia al consumo elevado de alcohol como uno de los comportamientos derivados de las psicopatologías.

Drogas

Por su parte, el consumo de sustancias ilegales o el abuso de medicamentos fueron conductas destacadas por un 9%. El mismo porcentaje incluyó, entre las manifestaciones de problemas mentales de los abogados, los intentos de suicidio y un 5% habló de los "pensamientos suicidas". Sin embargo, como especifica el estudio, no está claro que los suicidios de estos profesionales tengan su origen (al menos no únicamente) en factores relacionados con el trabajo.

Conocer las causas de estos trastornos es también una vía efectiva para combatirlos. Según el 79% de los encuestados, el origen fundamental de estas perturbaciones es la sobrecarga de trabajo a la que están sometidos. Una situación que incluso dificulta que tengan tiempo para pedir ayuda acudiendo a un terapeuta. Es más, el estudio apunta a que solo la mitad de los abogados que padecen este tipo de problemas de salud han buscado ayuda profesional.

Las dificultades en las relaciones personales y familiares vinculadas a la profesión son, según el 48% de los sondeados, otra de las causas de los problemas de salud mental de los profesionales de la abogacía. "Los clientes a menudo tienen prioridad y gana la batalla en detrimento de la vida personal o familiar", señaló uno de los consultados.

A pesar de la crudeza de estos resultados, los participantes en el sondeo subrayaron que las firmas de abogados internacionales están comenzando a interesarse por este problema y a implantar medidas que reduzcan su incidencia.

Normas