Nissan, Renault y Mitsubishi refundan su alianza tras la caída de Ghosn

"Queremos dar un nuevo impulso a toda la organización, ser más eficientes, y simplificar la estructura", explicó Jean-Dominique Senard, que estará al frente del consejo

alianza nissan renault mitsubishi
De izquierda a derecha, Thierry Bollore, CEO de Renault; Jean-Dominique Senard, presidente de Renault y al frente del nuevo consejo; Hiroto Saikawa, presidente de Nissan Motor; y Osamu Masuko, presidente de Mitsubishi Motors.

Renault, Nissan y Mitsubishi acordaron hoy la constitución de un nuevo consejo integrado por directivos de las tres empresas con el objetivo de "reiniciar" la alianza y darle "un nuevo impulso" tras la caída de su principal artífice, Carlos Ghosn.

Los responsables de los tres fabricantes de vehículos anunciaron la puesta en marcha de su nuevo órgano rector en una rueda de prensa celebrada en la sede de Nissan en Yokohama (al sur de Tokio), una medida con la que aspiran a dejar atrás la incertidumbre sobre el futuro de la alianza generada por la detención de Ghosn en Japón. El consejo estará encabezado por Jean-Dominique Senard, presidente de Renault, y contará también con el CEO del fabricante francés, Thierry Bolloré, y con los presidentes de Nissan Motor y de Mitsubishi, Hiroto Saikawa y Osamu Masuko, respectivamente.

"Queremos dar un nuevo impulso a toda la organización, ser más eficientes, y simplificar la estructura", explicó Senard, quien añadió que el órgano tendrá la misión de "mejorar y reforzar la alianza en el futuro" y de estrechar la colaboración entre los tres fabricantes.

Senard también dijo que la alianza forjada hace dos décadas "ha sido extremadamente fructífera en el pasado", pero que ahora ha llegado "a un nivel de madurez" y que por tanto necesita "dar un paso adelante".

La nueva estructura se basará en un "equilibrio total" entre Renault, Nissan y Mitsubishi, esta última controlada por Nissan, y acometerá un proceso de "decisiones rápidas" y basadas en el consenso en "el que todas las partes saldrán ganando", según consta en el memorándum de entendimiento firmado hoy por los dirigentes de las tres partes.

Este reajuste dentro del conglomerado tiene lugar después de que la directiva de Nissan criticara "el desequilibrio de fuerzas" y la acumulación de poder en la figura de Ghosn, quien ocupaba las presidencias de las tres compañías además de liderar la alianza, cargos de los que fue despojado tras su detención el pasado noviembre.

"Es un gran paso para Nissan", dijo por su parte el CEO de la empresa japonesa, quien subrayó que la nueva estructura será "más igualitaria" en comparación con la anterior cúpula de la alianza, que "siempre tuvo un sesgo", según dijo en alusión al mayor peso de los directivos de Renault.

La constitución del nuevo órgano rector no afectará a la actual estructura de capital cruzado dentro de la alianza, en la cual Renault posee el 43% de Nissan y poder de voto en su consejo de administración, mientras que la firma nipona cuenta con el 15 % de Renault pero sin derecho a voto.

Las tres partes descartan por ahora revisar este sistema y quieren "centrarse en mejorar la alianza", según recalcó Senard, quien añadió que Renault "respeta" la posición del Estado francés como mayor accionista de esta empresa, con el 15,1% del capital.

El sucesor de Ghosn al frente de Renault dijo asimismo que "no aspira" a relevar también al directivo francobrasileño como presidente de Nissan Motor, aunque sí se espera que entre en el consejo de administración de la empresa nipona y que ocupe el puesto de vicepresidente.

Durante su comparecencia, los cuatro ejecutivos insistieron en escenificar su unidad y su voluntad de tomar decisiones conjuntas con "transparencia, rapidez y eficacia", después de que la caída de Ghosn sacara a la luz supuestas divergencias dentro de la alianza y un elenco de presuntas irregularidades cometidas por el exdirectivo.

El órgano rector celebrará reuniones mensuales que se alternarán entre París y Tokio, y sustituirá de facto a RNBV y NMBV, las dos sociedades conjuntas formadas por los miembros de la alianza con sede fiscal en Holanda para promover sus sinergias.

Ghosn, por su parte, obtuvo la libertad bajo fianza el pasado miércoles y había solicitado al juez asistir a la reunión del consejo de administración de Nissan celebrada hoy antes de la firma del memorándum de entendimiento, aunque su petición fue denegada.

El expresidente de Nissan se mostró "decepcionado por esta decisión", y lamentó que las acusaciones "insustanciales" en su contra "hayan impedido que sus ideas y opiniones sean empleadas al servicio de la compañía a la que ha servido durante los últimos 20 años", según dijo en un comunicado hecho público hoy por su abogado.

Una de las condiciones fijadas por el juez para concederle la libertad bajo fianza era prohibirles contactos con directivos de Nissan u otras personas vinculadas con las acusaciones presentadas en su contra, entre las que figuran ocultar a las autoridades millonarias compensaciones y de violar la confianza de la empresa.

Normas