Gestamp aumenta su beneficio pese a la caída de los ingresos en Europa occidental y Asia

La compañía ganó el año pasado 258 millones de euros, un 7,5% más que el ejercicio precedente

Francisco J. Riberas, presidente de Gestamp.
Francisco J. Riberas, presidente de Gestamp. EFE

La multinacional española dedicada a la fabricación de componentes para vehículos Gestamp ganó el año anterior 258 millones de euros, un 7,5% más que el beneficio que obtuvo en 2017, ha informado la compañía este jueves. Además, los ingresos de la empresa subieron un 4,2%, hasta los 8.548 millones. Por su parte, el ebitda (beneficio bruto de explotación) fue de 961 millones frente a los 890 millones del año anterior.

"Gestamp ha alcanzado sus objetivos de ingresos y EBITDA en 2018 a pesar de haber experimentado una segunda mitad de año más difícil de lo esperado como resultado de las condiciones del mercado debido a los cambios en los volúmenes de producción, particularmente en Europa Occidental y Asia", ha señalado el consejero delegado de Gestamp, Francisco López Peña.

Los ingresos a un cambio de tipo constante se han reducido un 4,2% en Europa occidental y un 1,5% en el continente asiático. En este último, la producción también ha disminuido un 4,5%. "Cabe destacar la apertura de una nueva planta en Tianjin y la incorporación de una fábrica en Pekín, como resultado de la joint venture con el fabricante y socio local BHAP. Está previsto que esta alianza tenga un impacto positivo en los ingresos de Gestamp en Asia en el ejercicio 2019", han destacado desde la compañía.

Desde la empresa han querido resaltar que también han abierto plantas en Japón, México (instalarán otra más este 2019), Reino Unido y Brasil, y que este año se abrirán otras tres en Estados Unidos, Eslovaquia y Marruecos. "Estamos inmersos en fuertes inversiones como resultado de la tendencia creciente a la externalización. Las soluciones de aligeramiento de peso son claves para reducir las emisiones de CO2 y ante el incremento de penetración de los vehículos eléctricos”, ha asegurado López Peña.

Por otra parte, la deuda neta de la empresa se ha incrementado en 235 millones, hasta un total de 2.233 millones.

En la compañía han informado de que la plantilla de Gestamp "ha continuado creciendo y ya suma 43.000 empleados" en los 22 países en los que la multinacional tiene fábricas.

Normas