Regulación

La CNMV baraja prohibir la publicidad de los contratos por diferencias

El supervisor efectuará otros 'mistery shopping' para chequear la venta de productos financieros en entidades

Sebastian Albella, presidente de la CNMV.
Sebastian Albella, presidente de la CNMV.

Sebastián Albella, presidente de la CNMV, ha expuesto hoy su plan de actividades del supervisor de cara a 2019. Una de las medidas estrellas se refiere a uno de los derivados más tóxicos que se comercializan actualmente: los contratos por diferencias o CFD. "Adoptará medidas o formular propuestas dirigidas a restringir la publicidad al público en general de contratos por diferencias  (CFD) y otros productos financieros complejos", señala el documento presentado hoy. Diversos países europeos restringen este tipo de publicidad (por ejemplo, en medios de comunicación masivos y horarios determinados o con ocasión de eventos deportivos) y la CNMV considera que podría ser conveniente adoptar medidas similares en España. 

El jefe del supervisor ha mencionado en concreto el patrocinio de clubes de fútbol por parte de firmas que comercializan CFD. Así ocurre por ejemplo con el Atlético de Madrid, cuyo principal patrocinador es el intermediario Plus 500, cuyo logotipo lleva en la camiseta. Ha mencionado explícitamente la posibilidad de prohibir los anuncios o, al menos, restringirlos. Los grandes vendedores de CFD revelan que hasta el 86% de sus clientes pierde dinero, después de que entrara en vigor la regulación de ESMA, que obliga, entre otras cuestiones, a restringir el apalancamiento de este productos entre los inversores minoristas.

Además, en el primer semestre, llevará a cabo un "ejercicio para evaluar el proceso de "comercialización de productos financieros en las redes comerciales de una muestra de entidades". La CNMV llevó a cabo por primera vez en 2016 un ejercicio de este tipo, y en él se constataron una serie de deficiencias en la fórmula de recomendación de fondos de inversión, entre otros productos financieros. "Las entidades que lo hacen bien no tienen nada que temer; las que lo hacen mal, sí", ha sentenciado Albella.

El jefe del supervisor de los mercados ha anunciado que la CNMV contratará además "una empresa que pueda colaborar mediante técnicas de compra misteriosa (mystery shopping) en investigaciones concretas". "Se trata de que la CNMV tenga a disposición una empresa que pueda colaborar en actuaciones específicas, por ejemplo en la obtención de información sobre la actividad de empresas no autorizadas (chiringuitos financieros)", sentencia en el documento. 

Pasaportes invalidados con un Brexit duro

El visado europeo que utilizan los brókeres para operar en Reino Unido quedará anulado si hay una salida sin acuerdo, como publicó CincoDías el 19 de febrero. Las firmas británicas no podrán operar en la UE ni las europeas en Londres. Albella ha revelado que unas 10 entidades británicas que han pedido autorización para operar en España.

La CNMV pondrá el acento en las revisiones horizontales, entre las que destacan, entre otras, la revisión relativa a la operativa online de las entidades que prestan servicios de inversión (ESI), la revisión del cumplimiento de la decisión de ESMA (la Autoridad Europea de Valores y Mercados) relativa a CFD (contratos por diferencias) y opciones binarias y actuaciones específicas sobre la calidad y coherencia de la información recabada de los clientes para evaluar la idoneidad y conveniencia.

La CNMV revisará además la operativa online de las entidades que prestan servicios de inversión.
"Esta operativa adquiere cada vez mayor importancia, por lo que conviene realizar un trabajo de supervisión transversal para comprobar el adecuado cumplimiento de las principales normas de conducta cuando se opera a través de internet", señala. 

Chiringuitos

La CNMV se plantea potenciar sus actuaciones en relación con actividades de entidades no autorizadas y para ellos incluye un posible "convenio con la Dirección General de la Policía relativo a investigaciones sobre entidades no autorizadas". La CNMV pretende reforzar la persecución de dichas entidades y contribuir a una adecuada coordinación de los medios públicos destinados a evitar fraudes financieros.

Es más, se plantea que en 2019 se desarrollen o adquieran nuevas herramientas informáticas específicas para la detección de entidades no autorizadas. "El objetivo es reforzar, también desde el punto de vista de las herramientas informáticas de que dispone la CNMV, la detección y actuaciones sobre este tipo de entidades", añade. 

Normas