El alza del precio del petróleo desluce el nuevo récord exportador

Las exportaciones superaron los 285.000 millones en 2018. El déficit comercial escaló un 37% por la subida del precio del crudo.

Comercio exterior pulsa en la foto

España registró un nuevo récord exportador. En 2018, las exportaciones de mercancías superaron por primera vez en la historia los 285.000 millones de euros, con un crecimiento del 2,9%. En la rueda de prensa de presentación del balance, la secretaria de Estado de Comercio, Xiana Méndez, enfatizó la importancia de este hito en un contexto internacional marcado por el brexit, la guerra comercial o la desaceleración económica. “Es el sexto año consecutivo en el que España logra superávit por cuenta corriente y el séptimo en el que consigue capacidad de financiación”, recalcó. Esos datos, sin embargo, se vieron deslucidos por el fuerte crecimiento de las importaciones, que rozaron los 319.000 millones de euros y dieron como lugar un déficit comercial de 33.840 millones de euros, una cifra inédita desde 2011 con un alza del 37%. El incremento del petróleo en 2018 supuso un incremento de importaciones de 6.772 millones de euros.

Méndez circunscribió en exclusiva ese repunte del déficit comercial al encarecimiento del precio del petróleo. “De los 33.840 millones de déficit, 25.000 correspondieron a las compras de crudo”, señaló. De hecho, la secretaría de Estado resaltó el fuerte aumento de precios del petróleo entre enero y septiembre, con un alza de 18 dólares, y el descenso en los tres últimos meses de 2018, que le llevó al nivel del inicio de año. “Para este año, las previsiones de la AIE es que se encarezca un 6%”, señaló.

El incremento del petróleo en 2018 supuso un incremento de importaciones de 6.772 millones de euros

Por sectores, el de bienes de equipo fue el más relevante en términos relativos, con un 20% del total de las exportaciones, mientras que el de alimentación, con un 16,1%, superó a la automoción, que quedó relegado al tercer puesto, con un 15,8%. Este último es el único sector en el que las exportaciones cayeron como consecuencia, según Méndez, de la caída de ventas en Alemania, Reino Unido o Turquía. “Los fabricantes han tenido datos históricos de producción, donde se ha producido el ajuste ha sido en la comercialización”. Por destinos, la estadística de la Secretaría de Estado de Comercio confirma el repliegue de las exportaciones a la UE, donde se destinaron el 65,6% de las ventas de bienes, con un crecimiento muy importante de Portugal (6,3% anual), que se sitúa como el cuarto destino de Europa, superando a Reino Unido y muy cerca de Italia.

La imposición de aranceles en el último semestre del año a las ventas de acero y aluminio de la UE y de EE UU ha tenido un impacto directo en las importaciones españolas a EE UU, que cayeron un 4,9% por el encarecimiento de las mismas. Méndez también destacó el impacto negativo de los gravámenes de EE UU a las ventas de aceituna negra de mesa española y resaltó que el conflicto ya se ha puesto en manos de la Organización Mundial de Comercio (OMC).

Las previsiones para 2019 apuntan a que las exportaciones crecerán un 2,8% por el proteccionismo que se verán parcialmente compensadas por un abaratamiento del crudo.

Normas