La ralentización de Europa tumba la producción industrial española

El indicador registra su menor tasa en cinco años al cerrar 2018 con un alza del 0,3% tras caer un 6,2% en diciembre

La ralentización de Europa tumba la producción industrial española pulsa en la foto

La producción industrial española se ha frenado en seco. El índice de producción industrial cerró 2018 con una leve alza del 0,3%, su peor registro de los últimos cinco años por el impacto de la ralentización de la economía europea.

Los efectos de la guerra comercial entre Estados Unidos y China, sumados al frenazo de Alemania, afectada por las nuevas normas sobre emisiones contaminantes de la industria del automóvil, y el impacto de las movilizaciones de los chalecos amarillos en Francia empiezan a vislumbrarse claramente en la producción de las industrias españolas. Una situación que aún no ha calado en la evolución del PIB de España, que se mantiene como la gran economía de la zona euro que más crece pese a que este jueves Bruselas bajó una décima la previsión para 2019, al 2,1%. El freno en la producción industrial, fiable indicador adelantado de las recesiones, es, sin embargo, un indicio preocupante.

La producción de bienes de consumo duradero fue la más castigada el año pasado: se contrajo un 2,6% en tasa media corregida de efectos de calendario, seguida por energía (-1,8%) y bienes de consumo no duradero (-0,6%). Del lado opuesto, la fabricación de bienes de equipo creció un 2,1% en 2018.

En diciembre, la producción industrial cayó un 6,2% en tasa anual corregida de efectos estacionales, tres puntos porcentuales menos que el mes previo. Se trata de la segunda caída mensual consecutiva y apunta a una clara tendencia descendente desde septiembre, mes de la entrada en vigor de las nuevas normas sobre el motor en Alemania.

En tasa mensual la caída de la producción industrial fue del 1,4%, con todos los sectores registrando tasas negativas, en especial, bienes de consumo duradero (-5%) y energía (-3,4%). Desglosado en ramas de actividad, la mayor caída de la producción correspondió a la fabricación de muebles, que se redujo un 8% en tasa mensual, seguida por la fabricación de bebidas (-6%) y confección de prendas de vestir (-5,7%).

Por comunidades autónomas, la caída de la producción en el conjunto del año fue más patente en La Rioja, al contraerse un 5,6%, seguida por Baleares, con un recorte del 3,9%. En el extremo contrario, Cantabria (6,6%) y Galicia (4,9%) registraron los mayores repuntes de la fabricación a lo largo del año.

El examen local de la Airef

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) calificó este jueves de “muy probable” que las corporaciones locales cumplan con el objetivo de estabilidad fiscal este año, fijado en un superávit del 0,5% del PIB. En opinión de la institución, las 24 mayores corporaciones locales alcanzarán un superávit de cerca de 1.500 millones de euros este año, estabilizando el previsto para cierre de 2018. Unas estimaciones que se sustentan en una previsión de crecimiento de los ingresos y gastos de en torno al 3% y 4% respectivamente. Airef prevé una evolución positiva en todas las grandes poblaciones y diputaciones forales vascas excepto en Vigo, que previsiblemente cerró 2018 con déficit por el proceso concursal del auditorio.

Normas