Operaciones

Europastry subirá el dividendo para salir a Bolsa en primavera por 1.000 millones

ING coordina la operación que se lanzará en los meses de abril o mayo y el grupo acuerda con la banca liberar la retribución a los accionistas

Europastry subirá el dividendo para salir a Bolsa en primavera por 1.000 millones pulsa en la foto

El fabricante de masas congeladas líder en España, Europastry, y los bancos que ha fichado calientan motores para sacar la firma a Bolsa antes de julio. El objetivo es tenerlo todo listo para lanzar la oferta (OPV) entre abril y mayo. Ya se ha testado el interés de los inversores por la compañía, y la tasación preliminar oscila entre 1.000 y 1.200 millones, según fuentes financieras. La empresa que preside Jordi Gallés prevé repartir el 30% de sus beneficios o más, frente al rango entre el 10% y el 16% de los últimos ejercicios.

ING, que ha acompañado a la compañía desde hace años como acreedor de referencia, será el coordinador de la operación, en la que participarán también JP Morgan y Morgan Stanley. La última refinanciación liderada por el banco holandés efectuada recientemente, ha desbloqueado la capacidad de Europastry para repartir dividendos. Con todo, la empresa será austera, puesto que su objetivo es continuar creciendo.

El principal vendedor en la OPV será la gestora de fondos de capital riesgo MCH, que controla el 20,73% del capital, tras entrar en la empresa en 2011 con un 18,25%, que ha elevado hasta la participación actual. La familia Gallés, que tiene el 79,27% restante, deberá vender al menos un 5%. Aunque los fundadores de Europastry se mantendrán como accionistas de control, estos estudiarán desprenderse de un mayor porcentaje en función de la tasación final.

De entrada, la operación se plantea como una venta sin ampliación de capital, si bien fuentes financieras indican que lo lógico sería realizar un pequeño tramo para captar capital y reducir deuda. Europastry estuvo a punto de salir a Bolsa en 2007, cuando el socio de los Gallés era Vall Companys con alrededor de un 25% del capital. Previamente, habían estado varias gestoras de fondos de capital riesgo, como Ibersuizas y Dinamia (hoy, Alantra), entre otras.

Cuando MCH entró en el capital hace ocho años, la firma se propuso alcanzar en cuatro ejercicios una facturación superior a los 500 millones de euros, de los que el 25% proviniesen del extranjero. El informe de 2017 revela unos ingresos de 600 millones con un crecimiento del 7,1%, y un ebitda de 95 millones.

La compañía no presenta cuentas consolidadas en el registro mercantil, solo individuales, y las últimas depositadas corresponden a 2016 (véase gráfico). La empresa destaca en su última memoria anual que tiene presencia en 19 países, con 21 plantas de producción y 22 delegaciones, y afirma que continúa con su plan de expansión internacional. Es, por ejemplo, uno de los principales proveedores de la masa que emplea Dunkins para elaborar sus donuts en todo el planeta.

En 2016, el volumen de negocio de la sociedad individual se distribuyó entre un 79% en España, un 18% en otros países de la Unión Europea y el 3% restante fuera. Europastry explica que la comercialización y distribución de masas congeladas de pan supone el 43% de su negocio, seguido por la bollería (55%) y la pastelería y los precocinados de venta en supermercados, conocidos como quinta gama (2%).

La empresa tiene en plantilla a más de 4.000 empleados y, de acuerdo a sus cuentas de 2016, contaba con una deuda bruta de 264,7 millones de euros, de la que el 91,2% era a largo plazo, procedente de un crédito sindicado firmado con 10 entidades que vencía en abril de 2019. La refinanciación liderada por ING ha dado oxígeno a la firma y le permite elevar su remuneración de cara a la salida a Bolsa, al retirar determinadas limitaciones reflejadas en los acuerdos de financiación (convenants).

Europastry está decidida a dar el salto al mercado, pese a que las salidas a Bolsa en Europa están secas. Las incertidumbres políticas, como el Brexit, la guerra comercial y las dudas sobre el crecimiento han hundido un 50% el importe de los estrenos en lo que va de año frente a 2018, un año que ya fue especialmente malo. Sin embargo, fuentes financieras apuntan a que Europastry aún a características que atraen a los fondos en una OPV. Se trata de una compañía familiar, con un marcado carácter industrial y en un sector un tanto diferente para la Bolsa europea

Una historia de crecimiento

Nacimiento en 1987. Se crea la empresa ese año y al año siguiente comienza operar con la marca Fripan. En 1995 adquiere Yaya María y cuatro ejercicios después lanza su gama de bollería prefermentada. En 2002 compra Frida y a los tres años lanza la marca Friart. En 2009 crea su filial en Bélgica, Países Bajos y Luxemburgo y en 2013 adquiere la estadounidense Wenner Bakery. En 2013, vende al private equity Nazca las cadenas El Molí Vell, L’obrador del Molí y Santagloria. Tres años después adquiere la valenciana Sualba y en 2017 se hace con el 60% del grupo gallego Ingapan y el 100% del chileno Crandon.

Próximos estrenos. Europastry, salvo que el mercado se estropee, será la primera salida a la Bolsa española de 2019. Pero la lista es amplia de cara a la recta final del año. Cabify, Cepsa, WiZink, Vía Célere, Tendam (la antigua Cortefiel), Ibercaja y la gestora de activos inmobiliarios Haya Real Estate buscan su oportunidad. Los bancos de inversión consideran que el momento óptimo será a partir de septiembre, una vez se hayan aplacado, previsiblemente, las incertidumbres políticas y económicas.

Normas