Draghi pide a Dinamarca que no prohíba los billetes de 500 euros

Protesta por que se veten mientras se mantienen otros billetes de valor superior

Un billete de 500 euros.
Un billete de 500 euros.

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, ha pedido a las autoridades danesas que reconsideren sus planes de prohibir el uso de billetes de 500 euros en Dinamarca. En un dictamen realizado a petición de Finanstilsynet, el supervisor financiero danés, el BCE defiende la legalidad del uso del billete de 500 euros y protesta por el hecho de que se pretenda prohibir mientras se permite el uso de otros de valor superior, como el de 1.000 francos suizos.

El proyecto de ley danés pretende prohibir el uso de billetes de 500 euros en Dinamarca. Se entiende por uso la utilización como medio de pago, intercambio, depósito, traspaso y similares, aunque no se prohíbe la posesión, ni la entrada y salida de billetes del país. La norma no limita el uso de billetes de 500 euros por parte de daneses que estén fuera de Dinamarca. El objetivo proclamado es la lucha contra el blanqueo de dinero y la financiación del terrorismo. En su exposición de motivos se señala que los billetes de 500 se usan sobre todo por los criminales. La norma no prevé prohibir otros billetes de alta denominación.

En su dictamen, el BCE recuerda que su Consejo de Gobierno acordó en 2016 dejar de fabricar billetes de 500 euros  ante las preocupaciones sobre su uso para actividades ilícitas. Pero, al tiempo, para preservar la confianza en los billetes emitidos por el BCE, se decidió que los billetes en circulación continuarían siendo legales por un periodo ilimitado de tiempo.

El BCE reconoce que al no ser Dinamarca miembro del euro, tiene potestad para legislar sobre la moneda que considera de uso legal en su país, pero apela al principio de cooperación. "En este contexto, se invita respetuosamente a las autoridades danesas a abstenerse de introducir una prohibición sobre el uso del billete de 500 euros en Dinamarca. No se ha introducido tal prohibición a nivel de la Unión. Por el contrario, y como se señaló anteriormente, si bien el BCE ha decidido dejar de producir el billete de 500 euros, seguirá siendo legal y, por lo tanto, puede seguir utilizándose como medio de pago y almacenamiento de valor".

El BCE subraya que los billetes de 500 también se utilizan por razones legítimas, como el pago instantáneo de transacciones legales de alto valor o el depósito de valor y que una parte de población mayor de la que se piensa usa tales billetes. Y añade que aunque los billetes de 500 se pueden usar para blanqueo de dinero, también se pueden usar billetes de otras denominaciones y otros medios de pago. El BCE ve sin fundamento decir que los billetes de 500 se usan principalmente por delincuentes y subraya que no hay pruebas de que esos billetes se usen más para actividades ilegales que los billetes nacionales daneses o los medios de pago electrónicos.

Además, "el BCE considera que el proyecto de ley trata los billetes de alta denominación de manera desigual, ya que no extiende las medidas propuestas a otros billetes de alta denominación, como el billete de 1.000 francos suizos, que tiene un poder adquisitivo superior".

Normas