Amazon prepara la entrega de los vehículos de su futuro

Podría tomar una participación en el fabricante de camiones eléctricos Rivian; sería su tercera jugada en movilidad este año

Camión de reparto de Amazon en Los Ángeles (California, EE UU).
Camión de reparto de Amazon en Los Ángeles (California, EE UU).

Amazon está preparando la entrega de su futuro vehicular. Podría tomar una participación en el fabricante de camiones eléctricos Rivian: sería su tercera jugada en movilidad este año. Es improbable que Amazon se proponga construir coches: está tratando de abordar sus crecientes preocupaciones logísticas.

La ambición de Jeff Bezos es asombrosamente grande. Amazon sigue creciendo a un ritmo vertiginoso –un 20% anual–. Uno de las claves de su éxito es su capacidad para entregar mercancías rápidamente y, gracias a que absorbe parte del coste, hacerlo barato. La compañía gastó 28.000 millones de dólares en envíos en su último año fiscal. Ese gasto aumentará a medida que la empresa se expanda en nuevas áreas, pero los clientes solo cubren algo más de la mitad. Bezos también quiere tener más control sobre el canal.

Los vehículos eléctricos y autónomos deberían reducir los costes de llevar los productos a los compradores, lo que facilitaría la competencia a una serie de empresas. Ford está trabajando con la empresa de reparto Postmates y Domino’s Pizza. La división de coches autónomos de General Motors, Cruise, ha iniciado un programa piloto con DoorDash, que transporta pedidos de restaurantes a clientes.

Amazon tiene que adoptar la automatización en todo su proceso, o se arriesga a verse superado. Ya lo ha hecho en sus propios almacenes: en 2012 compró Kiva Systems para instalar robots. El mes pasado se inscribió como probador del concepto de vehículo de entrega autónomo y eléctrico de Toyota, e-Palette. Y está entre los que la semana pasada invirtieron 530 millones de dólares en la startup de vehículos autónomos Aurora. La destreza de Amazon en el manejo de cantidades masivas de datos en su negocio de servicios web también es útil, tanto para sus propias operaciones como para los productores de vehículos autónomos.

Todo esto le da la visión necesaria sobre el progreso en esta área, y tal vez lo ponga en primera línea de cara a cualquier vehículo producido con éxito. Esta es la clave para mantener contentos tanto a clientes como a accionistas.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías

Normas