JustEat puede ser un bocado apetitoso... para Delivery Hero

El 'hedge fund' activista CatRock quiere una fusión, pero con Takeaway.com, de menor tamaño

Bici de UberEats y moto de Deliveroo, en Londres.
Bici de UberEats y moto de Deliveroo, en Londres.

El inversor activista de Just Eat CatRock tiene mucha razón, pero su razonamiento es dudoso. El hedge fund de EE UU instó ayer al portal de comida para llevar a fusionarse con un rival en vez de nombrar a un nuevo jefe.

Just Eat, con sede en Reino Unido, no tiene timón; el CEO Peter Plumb se marchó con efecto inmediato el 21 de enero tras poco más de un año al mando. La compañía perdió otros cuatro altos ejecutivos durante su mandato, según el recuento de Cat Rock, incluyendo su director de operaciones y el jefe de su segundo negocio más grande, SkipTheDishes, en Canadá. Las acciones han bajado un 12% en el último año.

El nuevo jefe, Peter Duffy, tiene la poco envidiable tarea de invertir para construir una red más grande de conductores y ciclistas que puedan transportar platos calientes a los hambrientos clientes. En el pasado, Just Eat simplemente conectaba a los clientes con los restaurantes, que tenían que organizar su propia entrega. Sus rivales Uber y Deliveroo se han hecho con cuota de mercado al encargarse de toda la logística y permitir que los restaurantes se centren en los alimentos.

Cat Rock considera que Jitse Groen, que dirige Takeaway.com, estaría en mejor posición que Duffy para ayudar a resolver las deficiencias de Just Eat. Pero es difícil ver cómo podría la empresa holandesa tragarse a su rival, más grande. Una mera fusión daría a Just Eat el 69% del grupo. Para mantener el control y ofrecer una prima del 20%, Groen tendría que pagar un tercio en efectivo, lo que implicaría 2.000 millones de euros de nueva deuda. Es poco probable para un grupo que genera un ebitda insignificante.

Aún así, el razonamiento general de Cat Rock sobre las fusiones es válido. Los dos rivales podrían reforzar sus opciones de forma más eficiente juntando su gasto. El valor de Just Eat es de 4,5 veces las ventas de 2019, por debajo de las 6,5 de Takeaway y las 5,5 del alemán Delivery Hero. Este, algo mayor que JustEat, está respaldado por el grupo sudafricano Naspers, que puede querer proteger su inversión de rivales como Uber. Y Just Eat puede resultar apetitoso.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías

Normas