Sánchez habla ahora de derogar parte de la reforma laboral a “corto plazo”

El Ejecutivo ha dado a conocer la Agenda del Cambio, un conjunto de 60 medidas en favor de un crecimiento sostenible

agenda del cambio
La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo (en el centro), el ministro de Ciencia, Innovación y Universidades, Pedro Duque, y la ministra de Economía y Empresa, Nadia Calviño, (a la izquierda).

El Consejo de Ministros ha hecho pública hoy su Agenda del Cambio, un conjunto de 60 reformas en diversos ámbitos para "sentar las bases de un desarrollo sostenible, que no deje a nadie atrás y mejore la vida de personas", según han informado en una nota de prensa.  

La primera medida en materia económica y laboral que recoge esta agenda del cambio es la de “derogar los aspectos más lesivos de la reforma laboral del año 2012”, pero ahora habla de hacerlo “a corto plazo”. Esta falta de concreción temporal pone en evidencia el incumplimiento del acuerdo presupuestario del Gobierno y Podemos, que hablaba de realizar dicha derogación “antes de final de 2018”. Y, sobre todo, deja en papel mojado el supuesto acuerdo entre el Gobierno de Pedro Sánchez y los sindicatos CC OO y UGT para realizar dichas modificaciones de manera inmediata y por decreto. 

El Gobierno se limita ahora a decir que “trabajará junto con los agentes sociales y las fuerzas parlamentarias para alcanzar los consensos necesarios que permitan la derogación de los aspectos más lesivos de la reforma laboral del año 2012”. Precisamente hoy CC OO y UGT han reunido a más de 10.000 delegados sindicales en Madrid para presionar a Sánchez para que lleve a cabo tres modificaciones de la reforma laboral “ya”. Se trataría de recuperar la ultraactividad de los convenios; devolver la primacía aplicativa a los convenios sectoriales sobre los de empresa; e implantar un sistema de registro horario. 

El secretario general de CC OO, Unai Sordo, ha acusado hoy al Gobierno de permitir que los empresarios tengan “derecho a veto” en esta modificación de la reforma laboral, al asegurar que había “un texto acordado y cerrado” entre el Ejecutivo y los sindicatos “y si Sánchez no asume su responsabilidad con esto, no es una negociación, sino un club de debate”. 

La agenda del cambio no especifica estas futuras medidas pero sí incluye otras no exentas de polémica como la “implantación gradual de un sistema de cuentas individuales de capitalización para la movilidad a través de la creación del Fondo correspondiente”. Este sistema, conocido como ‘mochila austriaca’ consiste en crear cuentas virtuales en las que los empresarios depositan un porcentaje del sueldo de cada trabajador para costear con estas cantidades parte de la indemnización por despido, para formación o para completar su jubilación. Ni los sindicatos ni los empresarios ven nada clara la implantación de este sistema. 

En materia laboral esta agenda también habla de “establecer incentivos en el mapa de prestaciones y subsidios para impulsar la búsqueda activa de empleo” y “a medio plazo, elaborar un Estatuto de los Trabajadores para el siglo XX.

El Gobierno propone realizar una reforma educativa que modernice y reforme la profesión docente, de manera que esté en constante formación, así como diseñar, en colaboración con las comunidades autónomas, un sistema de evaluación del sistema educativo. Asimismo, plantea una un refuerzo de la Formación Profesional y una reforma de la Ley de Universidades. Además, plantea la "universalización del acceso a la Educación Infantil de 0-3 años en condiciones de equidad", de forma que de aquí a 2025 el 50% de los niños de esta edad sean atendidos en centros educativos. Para esta fecha, también se pone como objetivo que el 90% de los jóvenes cuenten con educación secundaria.

En el ámbito de la ciencia y la tecnología, la Agenda del Cambio se fija como objetivo aumentar la partida de los Presupuestos correspondiente a I+D+i hasta el 2,5%. Además, propone "facilitar la contratación de personal en los centros de investigación públicos", así como reducir la temporalidad de los profesores e investigadores. 

Para seguir avanzando en la lucha contra el cambio climático, plantea la aprobación de la Ley de Cambio Climático y Transición Energética que fije los objetivos de emisiones de gases de efecto invernadero y energía. Asimismo, quiere impulsar el "vehículo con energías alternativas", por medio del Plan de movilidad sostenible.

Por último, el Ejecutivo plantea las diferencias sociales y demográficas existentes aún en España y la necesidad de combatirlas. Para ello, propone medidas orientadas a aumentar la participación de la mujer en el ámbito laboral, pero también otras más amplias, como equiparar los permisos de paternidad y maternidad o reducir la parcialidad involuntaria y la temporalidad. La Agenda del Cambio quiere acabar con la brecha de género y la pobreza extrema en la infancia, pero también acabar con la pérdida de población en las zonas de riesgo demográfico y favorecer el incremento de las tasas de natalidad. También menciona los problemas de vivienda a los que se ha enfrentado la sociedad española en los últimos años y busca ampliar en 20.000 el parqué público de viviendas e incrementar el parque de vivienda social o asequible hasta el 8% en 2030 (frente al 2,5% actual).

Normas