S&P recorta a Dia tras la opa de Fridman por el riesgo de liquidez y las dudas sobre su refinanciación

La agencia tiene dudas sobre los dos planes de refinanciación, el de la banca y el de Letterone

Sede de S&P en Nueva York
Sede de S&P en Nueva York

Standard & Poor's ha rebajado de nuevo la calificación de la deuda de Dia, un día después de la opa lanzada por el fondo Letterone, el vehículo del inversor ruso Mijail Fridman. La agencia ha recortado un escalón el rating desde CCC+ hasta situarlo en CCC, ante los grandes riesgos que afrontan los dos planes de refinanciación planteados (el de la banca y el de Letterone) que lleven a una estructura de capital "sostenible". La perspectiva es negativa.

El nivel CCC+ ya suponía "riesgos sustanciales" y el recorte no hace más que profundizar en ese estado. Según las definiciones de la agencia, este rating supone que Dia es "vulnerable a un incumplimiento de pago" y depende de "condiciones favorables del negocio, financieras, o económicas" para que el emisor cumpla con sus compromisos. La rebaja refleja "el riesgo de refinanciación a corto plazo para DIA, con alrededor de 1.200 de millones de deuda que vence en los próximos seis meses".

Dia ha logrado "financiación a corto plazo por hasta 215 millones" y otros instrumentos de circulante por hasta 681 millones. Estos nuevos 896 millones "vencen en mayo de 2019". Esta refinanciación a corto plazo tiene aseguran las necesidades de liquidez de Dia mientras el grupo renegocia la deuda a largo plazo, incluido una ampliación de capital. 

Para S&P, ninguno de los planes previstos para la cadena de supermercados son convincentes. Tanto el proyecto diseñado por el equipo gestor de Dia junto a la banca (que prevé una ampliación de capital de 600 millones en marzo) como el plan propuesto por Letterone (que implica una opa a 0,67 euros y una posterior ampliación de capital por 500 millones) "conllevan riesgos significativos y resultados inciertos".

Además, la perspectiva negativa supone refleja las "presiones a corto plazo sobre la liquidez de Dia", los riesgos de ejecución de su plan de recapitalización y las incertidumbres sobre la capacidad de la compañía para  "dar la vuelta al negocio". 

La agencia no descarta "problemas de liquidez a corto plazo, una conversión de deuda o reorganización  del capital en los próximos 12 meses".

Normas