Moody’s cree que el coste empresarial de subir el SMI se compensará con el alza del PIB

Advierte de que el aumento de sueldos tendrá efectos adversos para pymes y jóvenes pero que mejorará el endeudamiento de los hogares

Logo de Moody´s.
Logo de Moody´s.

El incremento del salario mínimo interprofesional (SMI) a 900 euros, decretado por el Gobierno a partir del pasado 1 de enero, tendrá efectos negativos sobre el empleo e incrementará los costes de producción para las empresas, pero este efecto se verá compensada por el crecimiento económico. 

Así lo entiende la agencia de calificación de riegos Moody´s, que este lunes ha emitido un informe valorando el impacto que tendrá la medida en las empresas, el desempleo, los hogares y el mercado de titulizaciones.

“El incremento del 22% en el salario mínimo afectará directamente a los costes de las empresas españolas, sobre todo a las empresas que cuentan con menos de diez empleados (microempresas) en las cuales 1 de cada 5 trabajadores perciben actualmente el salario mínimo”, expone Ángel Jiménez, analista de Moody’s. 

“Las microempresas actualmente representan entorno al 86% del total de las empresas en España” y son responsables de casi la mitad del volumen de carteras de titulización de deuda del segmento pymes recuerda. El alza salarial, en cualquier caso, no tendrá efectos importantes en este mercado, concluye el documento.

“Sin embargo, si la economía continúa creciendo como se espera para el próximo año, las empresas podrán compensar el aumento de los costes con una mayor facturación”, aduce el analista. 

Con todo, desde la firma asumen que “las empresas tenderán a reducir el número de contrataciones para contener los costes salariales”. Los expertos de Moody´s destacan que al no existir un salario inferior al mínimo para los jóvenes, el incremento de estos sueldos impulsará a las empresas a contratar a trabajadores con mayor experiencia en lugar de dar un primer empleo a los más jóvenes porque el coste que asumen es el mismo. “Entorno al 52% de los trabajadores por debajo de 24 años de edad percibe un salario mensual igual o menor a 1000 euros”, recoge el informe. 

La agencia de calificación crediticia recuerda que el alza del 22% en el salario mínimo, hasta los 900 euros, es una medida sin precedentes que podría destruir entre 40.000 y 150.000 empleos, según calculan la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) o el Banco de España, respectivamente. 

Pese a ello, María Turbica, vicepresidenta y analista sénior de Moody’s, agrega a su vez que la medida “ayudará a los hogares a reducir su deuda” si bien el aumento de la renta disponible permitirá amortizar anticipadamente un mayor volumen de préstamos al consumo que hipotecarios.

Normas