Banco Santander gana 7.810 millones en 2018, un 18% más, gracias a la mejora del negocio en España y Brasil

La acción cotiza a la baja tras abrir con subidas

La presidenta del Banco Santander, Ana Botín, después de la presentación de los resultados del grupo en 2018.
La presidenta del Banco Santander, Ana Botín, después de la presentación de los resultados del grupo en 2018.

Banco Santander ha cerrado el ejercicio 2018 con un beneficio neto de 7.810 millones de euros, lo que supone un aumento del 18%, gracias a la buena marcha del negocio en España (donde el beneficio ordinario aumenta un 21%) y en Brasil (mejora del 22%). La cifra de resultados está por encima de los 7.640 millones que, de media, esperaban los analistas de Bloomberg. La acción ha llegado a subir un 2%, si bien poco después la subida se limita al 0,6%. 

Santander explica que los resultados "recogen el impacto favorable" de la compra de Banco Popular (2017) y de la mayor participación en Santander Asset Management (2016). Ana Botín, presidenta de la entidad, ha señalado en un comunicado que la entidad continúa "como uno de los bancos más rentables y eficientes del mundo entre nuestros competidores". Respecto a la integración de Popular, ha indicado que "avanza más rápido de lo previsto y la transformación de nuestro negocio en Estados Unidos progresa a buen ritmo". Además, la directiva confía  en la capacidad del banco para "aprovechar el gran potencial para seguir creciendo de manera orgánica". La compañía ha anunciado que presentará el nuevo plan estratégico en abril.

SANTANDER 3,87 0,31%

Solo en el cuarto trimestre, el beneficio atribuido del Santander asciende a 2.068 millones de euros, con un alza del 3,9%, afectado por la contribución al Fondo de Garantía de Depósitos en España, por 226 millones. Los analistas esperaban un beneficio entre septiembre y diciembre cercana a 1.930 millones.

El margen bruto de la entidad se situó en 48.424 millones en el ejercicio 2018, sin variación respecto a 2017 (sin efecto del tipo de cambio sería un alza del 9%). El margen neto alcanzó 25.645 millones, un 1% más (11% de incremento a euros constantes). 

El margen de intereses sube el 9%, un aumento por los mayores volúmenes de créditos y depósitos, principalmente en los países emergentes. Los ingresos por comisiones suben un 9%.

En España, el beneficio atribuido se situó en 1.458 millones de euros, un 28% más En Brasil, el beneficio atribuido aumentó un 2%, hasta 2.605 millones de euros (un alza del 22% sin tener en cuenta el efecto del tipo de cambio). En el lado negativo, en Reino Unido el banco obtuvo un beneficio atribuido de 1.362 millones de euros, con una caída del 9%. Brasil fue el país que más aportó a los resultados, con un 26% del beneficio ordinario, seguido de España, con un 17%, y el Reino Unido y Santander Consumer Finance (SCF), con un 13% en ambos casos.

Los préstamos y anticipos a la clientela aumentan un 5% en los países emergentes, con incrementos del 4% en Brasil, del 1% en México y Chile, del 20% en Polonia, y descenso del 13% en Argentina (efecto de la apreciación del peso).

En Portugal y en España, mercados que continúan en desapalancamiento, las caídas son del 2% y del 4%, respectivamente.

En cuanto a la solvencia, la ratio CET1 fully loaded alcanza el 11,30% tras generar 19 puntos básicos en el trimestre. 

En cuanto a la gestión del riesgo, los riesgos morosos a cierre de año son 35.692 millones de euros, lo que representa un descenso del 2% en el trimestre. La ratio de morosidad cae al 3,73% desde el 4,08% de diciembre de 2017.

 

Normas