Banco de España

Los depósitos de los hogares superan en diciembre los 800.000 millones por primera vez

La cifra aumentó en casi 15.500 millones respecto al mes anterior, un 1,95% más

Depósitos pulsa en la foto

Los inversores huyeron del riesgo en un 2018 que resultó muy complicado para las Bolsas, especialmente en la recta final del año, y uno de los refugios fueron los productos de ahorro más conservador. Así, los depósitos de los hogares superaron el pasado diciembre el nivel de los 800.000 millones de euros por primera vez, según los datos publicados este jueves por el Banco de España. En concreto, el volumen de los depósitos se situó en 806.936 millones de euros frente a los 791.452 millones de euros de un mes antes, lo que supone un aumento de 15.484 millones de euros, el 1,95% más.

Con respecto a hace un año, el dato es un 4% superior, en un contexto en el que los tipos de interés del Banco Central Europeo (BCE) continúan en el mínimo histórico del 0% y la facilidad de depósito establecida para las entidades financieras está en el -0,4% desde marzo de 2016. Así, las rentabilidades que ofrecen los bancos por el pasivo se sitúan en niveles cercanos al 0%.

Asier Uribeecheberria, fundador y director de Finanbest, explica que en 2018 se ha producido una salida de inversiones desde la renta variable y los fondos de inversión hacia productos de menos riesgo como son los depósitos, debido a las abultadas caídas que han sufrido los mercados. “El año pasado fue muy malo para las Boslas, a lo que hay que sumar que los españoles tenemos una aversión al riesgo superior a la media europea y una visión a largo plazo para el ahorro, lo que ha hecho mirar hacia los depósitos”, señala.

La mayor parte del dinero de los hogares destinado a depósitos, por encima de los 600.000 millones de euros, está depositado en cuentas a la vista, mientras que el resto, algo más de 160.000 millones de euros, se guarda en imposiciones a plazo fijo. Las remuneraciones medias de las nuevas operaciones rondan el 0,03%, de acuerdo con el Banco de España.

Uribeecheberria destaca que "aunque los depósitos son la inversión más conservadora, tienen una rentabilidad real negativa del 2% anual por la inflación". La inflación media cerró 2018 en 1,6%.

Por su parte, los depósitos de las sociedades no financieras aumentaron a 249.373 millones de euros en el último mes del año pasado, 5.682 millones de euros más que en noviembre, lo que representa un incremento del 2,33%. A nivel interanual, los depósitos de empresas crecieron un 3,5% en el último mes del año.

En total, los depósitos de hogares y empresas residentes en España se elevaron un 2% en diciembre, al aumentar en 21.100 millones de euros respecto al mes previo, hasta los 1,0563 billones de euros. En términos interanuales, crecieron un 3,9% al subir en 39.600 millones de euros respecto al mismo mes del ejercicio 2017 (1,0167 billones de euros).

Según los datos del Banco de España, los depósitos del total de los residentes en España se situaron en 1,386,5 billones de euros en diciembre frente a los 1,387,1 del mes anterior.

Normas